“El Expreso Esperanza nos ha permitido llegarle a millones de víctimas”: Unidad para las Víctimas

Santa Marta, 17 de octubre de 2015. Balance
muy positivo en el cierre del encuentro ‘Expreso Esperanza: Una sola radio, una
sola paz’, donde la Unidad para las Víctimas y 400 periodistas comunitarios compartieron
en Santa Marta los primeros resultados de la alianza comunicativa
en la que
vienen trabajando desde que suscribieran un convenio de asociación hace varios
meses.

Una vez más, ratificamos el talento de los
periodistas comunitarios, su compromiso social, su capacidad de llegar las
comunidades
. Para nosotros esto es todo un logro, porque el Expreso Esperanza
nos ha permitido llegarle a millones de víctimas que están en las zonas más
alejadas del país”, aseguró Karen González, jefe de la Oficina de
Comunicaciones de la Unidad para las Víctimas.
“Estamos visualizando hacia el futuro lo que
tiene que ver con el posconflicto y todo este trabajo que se viene haciendo con
las víctimas
”, dijo uno de los periodistas llegados de Tierralta (Córdoba). “Estoy
muy contento de estar compartiendo con la radio comunitaria y que sea una sola
voz en este proceso de paz que se adelanta en el país”, añadió otro radialista
del departamento de Santander.
Tras profundizar en aspectos de la reparación
colectiva a los periodistas, se agruparon por regiones y elaboraron sus
“noticieros” con el balance del trabajo de la jornada
: reflexiones sobre el
impacto del conflicto armado interno en la labor de la radio comunitaria y, en
consecuencia, en la sociedad que recibe la información.
Uno a uno, fueron desgranando las afectaciones
que han afrontado de manera colectiva: presiones de los grupos armados,
asesinatos, daños materiales en las emisoras, entre otros. “Fue muy importante
tener un espacio para hablar sobre los daños que ha sufrido el periodismo
comunitario en Colombia. Todo esto nos permitirá tomar acciones y medidas para
ayudarles a recuperar la libertad de expresión
, pues muchos nos contaban que
las peores victimizaciones que han sufrido tienen que ver con la censura y la
autocensura, que es algo que rechazamos totalmente”, explicó Karen González.
Cuando se daña a un periodista comunitario no
solamente se está afectando a esa persona y su proyecto de vida, sino también a
toda la comunidad, porque esta pierde o ve menoscabada la posibilidad de
informarse bien
. “Por eso, es fundamental que los periodistas puedan ejercer de
manera tranquila la labor de veedores de lo que pasa en sus municipios”,
añadió.
Por último, la funcionaria resaltó que la
Unidad para las Víctimas se propone “seguir trabajando de la mano de los
periodistas comunitarios
y mostrarle a otras entidades de gobierno este
convenio, para invitarlas a unirse a esta iniciativa, porque la reparación y la
construcción de la paz empieza desde las regiones”.
“Vemos que el proyecto ha sido muy exitoso,
que hoy los periodistas comunitarios están absolutamente comprometidos con la
reparación integral a las víctimas
y que, gracias a este esfuerzo, hoy tenemos
una población que está mucho mejor y más informada sobre los beneficios de la
Ley 1448”, concluyó.
Share:

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *