Envíos de remesas de Colombia hacia Ecuador destacan en ciudades fronterizas

A causa de la pandemia, conflictos socio-políticos, volatilidad en la economía, brecha de oportunidades y demás situaciones que han experimentado algunos países en Latam, Colombia se ha convertido en el principal receptor para acoger extranjeros de los países vecinos, como lo es Ecuador.

Debido a este fenómeno, áreas fronterizas del sur del país, como el departamento de Nariño, han experimentado los flujos de la dinámica migratoria. Hasta noviembre de 2019, el 29% de los refugiados y migrantes que ingresaron al país por puertos oficiales señalaron a Ipiales, Nariño, su destino en Colombia.

Como resultado de ello, el volumen de remesas realizadas allí ha incrementado, posicionándose como uno de los departamentos con mayor actividad de este tipo en el país. Siendo Ecuador el destino que mayor genera movimientos, con un valor total de envíos hechos hacia este país en lo que lleva de este año de más de 131,904 USD, y un ticket promedio de envíos para Ecuador de 360 USD, según datos de Global66, la fintech latinoamericana de servicios financieros.

“Ser un aliado clave para los migrantes de nuestro país y para toda la comunidad Latam nos llena de satisfacción. Nuestro propósito es facilitarle la vida a todos aquellos que se han arriesgado a construir una nueva vida en otro territorio vecino, como Colombia, y quieren seguir aportando económicamente a sus familiares, contribuir al sostenimiento del hogar, a la educación de los hijos, a la compra de vivienda o a otras inversiones que bien generen una renta de capital para el migrante, o simplemente les dé la oportunidad de mantener sus ingresos en una moneda fuerte como el dólar. Una muestra de esto es lo que hemos registrado en Ecuador, donde en promedio un cliente de Global66 ubicado en Nariño hace entre uno y dos envíos cada mes a este país”, afirmó María Camila Gómez, Country Manager de Global66 para Colombia.

De acuerdo a datos entregados por la fintech latinoamericana, el principal motivo por el que los migrantes ubicados en este departamento envían dinero a Ecuador son las remesas (44 %), seguido de envíos a cuenta propia (25 %) y posteriormente estudios (10 %). Su perfil se ubica en el rango de 26-36 años, siendo el 8 % de ellos quienes ubican su profesión como comerciantes/ventas, y el 7% estudiantes.

“A través de nuestra plataforma las personas pueden transferir dinero cómodamente a más de 70 destinos en todo el mundo, mediante un proceso simple, conveniente, transparente, por canales regulados y 100% digitales. Atravesamos fronteras y acercamos a las personas con su familia y lugar de origen a partir de una alternativa económica en el mercado para transacciones y pagos internacionales”, finalizó Gómez.

De acuerdo con cifras del DANE con corte a febrero de 2022, en el país hay cerca de 2,2 millones de migrantes latinoamericanos. Asimismo, de acuerdo a un informe de REACH “Informing more effective humanitarian action” hay aproximadamente 850 mil colombianos con estatus de retornados y doble nacionalidad, entre los cuales se encuentra población con vocación de permanencia, pendular y en tránsito hacia otros países.

Como lo señala el Banco Mundial, las remesas son importantes como fuente de divisas para muchos países, teniendo un aporte significativo para el PIB del país; por lo que dentro de las ventajas que encuentran los nariñenses con el aumento en el volumen registrado hacia otros países vecinos, está el apalancamiento de la economía de su departamento.

Con información de la Agencia DoubleVPartners

Foto: Revista Semana

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *