La Iglesia, el Estado y el Corazón de Jesús

Visión de mujer

Por Elsy Melo Maya
[email protected]

La fiesta religiosa del Sagrado Corazón de Jesús, es para la Iglesia Católica la expresión de la devoción referida al corazón de Jesucristo, como un símbolo de amor divino. Colombia siempre se ha distinguido por su devoción al Sagrado Corazón de Jesús. De hecho fue una de las primeras naciones que se consagró el 22 de junio de 1902. En ese entonces, los gobernantes y los pastores de la Iglesia, se comprometieron a luchar por la paz y la justicia e invitaron a todos los colombianos a dar un aporte efectivo relacionado con la reconciliación, el entendimiento, la concordia, la solidaridad y el progreso.

En circunstancias tan críticas como las que atravesaba Colombia en ese entonces, el arzobispo de Bogotá, monseñor Bernardo Herrera Restrepo, sugirió al gobierno hacer un Voto Nacional, consistente en la construcción de un templo, hoy conocido como Templo del Voto Nacional, en el parque Los Mártires y consagrar la República al Sagrado Corazón, como en efecto se hizo:

Dignaos aceptar, corazón santísimo, este voto nacional como homenaje de amor y gratitud de la nación colombiana; acogedla bajo vuestra especial protección, sed el inspirador de sus leyes, el regulador de su política, el sostenedor de sus cristianas instituciones, para disfrutar del don precioso de la paz”. Así la historia y los creyentes refieren, que la construcción de la iglesia del Voto Nacional y la consagración realizada por el jefe del Estado colombiano produjeron el efecto deseado, al firmarse el Tratado de Wisconsin el 21 de noviembre de 1902, con el que se terminó la guerra de los Mil días y se selló la paz, tan esperada por todos, gracias a la fe y el poder de Dios, pues sin dudarlo se afirmaba que “el Corazón de Jesús no tiene color político”.

La Iglesia católica conmemora el 18 de Junio el Sagrado Corazón de Jesús y la fiesta religiosa se mantiene a pesar de que ya no es una fiesta oficial y el primer mandatario ya no la preside, toda vez que a finales de 1994 la Corte Constitucional declaró inexequible el artículo 2 de la Ley 1a. de 1952, que consagraba al país al Sagrado Corazón de Jesús. No obstante la fe persiste y aún seguimos pidiendo por la consolidación de la paz y la reconciliación real entre los colombianos.

Julio 1 de 2019

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por la página Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.