Mocondino, un grave episodio


Por Mauricio de la Rosa Salazar
[email protected]

Lo que sucedió entre la 1 y las 3 de la tarde
del viernes 8 de junio en el corregimiento de Mocondino, en la zona rural del
municipio de Pasto no puede volver a ocurrir aquí ni en ninguna otra parte del
departamento de Nariño
.

Cuando la comunidad indígena Quillasinga
adelantaba una protesta eminentemente pacífica por el incumplimiento en la
ejecución de la construcción de la vía perimetral por la empresa Desarrollo
Vial de Nariño, Devinar
, se registró la intervención violenta de un grupo de
uniformados del grupo Esmad de la Policía Nacional.
El fuerte choque entre la comunidad y los
uniformados de la Policía dejó siete personas con graves lesiones en sus
cuerpos
y un hecho aún mucho más grave, a una madre indefensa le arrebatan de
sus brazos a su bebé, como quedó grabado en un video que fue presentado a los
asistentes en una de las sesiones del Concejo Municipal en la presente semana.
Si hubo abusos y excesos de la fuerza por la
Policía eso deberá ser investigado y castigado severamente por las autoridades
competentes, porque no se concibe que en pleno siglo XXI los organismos de
seguridad impongan la violencia sobre el diálogo y la concertación
.
Los derechos de las comunidades indígenas en
Pasto no se los puede mancillar con bolillos, balas y gases lacrimógenos, eso
no se puede admitir en ninguna sociedad civilizada. Es más, usurparles su más
grande tesoro, la Pacha Mama o madre tierra
, es desconocerles su identidad, su
cultura y sus ancestros.
Si en la semana pasada este lamentable hecho
ocurrido en las propias goteras de Pasto fue objeto de varios análisis y
reflexiones en distintos escenarios, entre ellos, el Concejo Municipal, en esta
semana tiene que suceder lo propio.
Sabemos que para esta semana el Cabildo
Indígena de Mocondino con su gobernador a la cabeza Silvio Naspirán Jojoa,
prepara una protesta pacífica en Pasto
, a la cual se deberán unir los
principales estamentos de la sociedad porque es la hora de decirles a los
indígenas que no están solos y que los estamos acompañando.

Empresas como Devinar no pueden ejecutar obras en
territorios de los cabildos sin antes adelantar un proceso de diálogo y
concertación
. Eso es inadmisible, como muy triste que el gobierno municipal le
haya dado la espalda a Mocondino y a sus habitantes, lo cual demuestra que la
zona rural del municipio está abandonada a su suerte. Lamentable.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.