‘Palos de ciega’

Endulzando las
palabras
Por Iván
Antonio Jurado Cortés
Se sabía que
algo tan ridículo podía suceder y fueron las manifestaciones que algunos
sectores de la sociedad colombiana protagonizaron contra la improvisada
cartilla ‘Ambientes Escolares Libres de Discriminación’ de doña Gina Parody,
Ministra de Educación. Sin importar la formalidad y estilo de este trabajo
pedagógico, se comprobó que en este país las posiciones conservadoras y
anacrónicas de la mayoría de sus habitantes priman por encima de cualquier
revolución social o pensamiento liberal
.

Claro está que
los mismos poderes del Estado son los que siguen atados a principios arcaicos,
donde las comunidades religiosas juegan un papel determinante en muchas
políticas públicas que se establecen en la tierra del ‘Corazón de Jesús’. Las
marchas en distintas ciudades reflejaron dos problemas en los colombianos:
intolerancia y odio por sus semejantes
. Lo irónico es que quienes pregonan
justicia y equidad social como el clero y autoridad civil, fueran los primeros
en atropellar un comportamiento demócrata.
Era de
esperarse que a esta actitud fanática de miles de colombianos en contra de una
postura progresista, se unieran muchos medios de comunicación de corte
conservador. Como dicen en mi tierra, un papayaso de estos no se podía
desaprovechar, y fue el momento oportuno para pelar el cobre y reiterarle a la
audiencia de que están hecho y quiénes son sus patrones. No es extraño que gran
parte de la prensa se comporten como simples serviles de una cúpula elitista
que siguen pensando que Colombia es una vasta finca, donde solo existen peones
y amos
.
Esta propuesta
que les costó a los contribuyentes 1.585
millones de pesos, ahora pasará a engrosar los oscuros y polvorientos anaqueles
del Ministerio, gracias al desconocimiento, improvisación y arrogancia de una
mujer que no ha entendido que su función es fomentar políticas de educación y
no imponerlas. Obviamente que el contenido de la cartilla es bueno, lo que no
funcionó fue la manera como la propusieron; desconociendo pasos trascendentales
como la sensibilización y socialización
.
El asunto es
que la señora ministra, no tuvo la decencia de reconocer que ese trabajo
siempre contó con la venia del gobierno
, no como ella lo dijo por salir de
paso: “que las cartillas de ambientes escolares libre de discriminación,
elaborada entre otros organismos, por el Fondo de Población de las Naciones, es
una guía técnica no oficial que no ha sido avalada por esta cartera”; frase tan
absurda como decir que un elefante entró al capitolio y nadie lo miro.
Cuando la
chispa provocó el incendio, salió el señor presidente a decir que fue un error
y que el trabajo se echa para atrás, borrando de un sombrerazo la millonaria
inversión y el producto del polémico convenio. Este tema permitió esclarecer
algunas dudas sobre la ineptitud de la señora Parody, que ni siquiera supo
explicar un asunto tan sencillo: que este trabajo iba a generar herramientas
concretas a las instituciones educativas del país, con el fin que se puedan
incorporar en los proyectos educativos institucionales, temáticas acordes a lo
que la Corte Constitucional ha indicado con claridad
.
Asimismo este
embrollo dilucidó la endeble actitud del ejecutivo nacional, quien sin
escrúpulo alguno procedió como lo hiciere cualquier irresponsable, dar un paso
atrás supuestamente por una presión ultraderechista encabezada por distintas
iglesias cristianas y entidades de identidad medievalista, enquistando el
principio liberal que cualquier ser humano tiene derecho a explorar. Las
marchas en varias capitales son sinónimo que la nación sigue rigiéndose bajo
lineamientos egocentristas y rancios, revestidos de hipocresía y manipulación
,
conllevando a acciones impulsivas y desproporcionadas que finalmente acaban en
confundir en este caso a desprevenidos padres de familias.
Desafortunadamente
una propuesta que yacía para adecuar los PEI conforme a la realidad y necesidad
escolar, nuevamente se queda en el tintero. La comunidad LGTBI siempre ha
existido, solo que por posturas mojigatas se había mantenido en el anonimato.
Hoy, no por el hecho de que la ministra es gay el tema sale a luz pública, sino
porque tiene que ser así
.
La Constitución
Política expone las libertades como un derecho de los colombianos y una
obligación del Estado protegerlas. El cuento de las tales revistas fue bien
aprovechado por la inmediatez politiquera del momento, motivando a las masas en
favor de caprichos partidistas que no comulgan ni aceptan que las minorías
tengan iguales derechos que los de ‘sangre azul’
. Nuevamente el jefe de Estado
ha pasado a la palestra pública por su cobardía y actitud alcahueta en favor de
una funcionaria que desde que fue nombrada viene dando palos de ciega.

Domingo, 14 de
agosto de 2016

Este es un espacio de opinión destinado a
columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas
pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a
este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición
de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.