Terminó la misión redentorista

Spread the love

Con una procesión y un acto cultural en el
coliseo cubierto Gerardo Arcos Meza el día sábado y una procesión y la
eucaristía concelebrada en la basílica Nuestra Señora del Rosario terminó la
misión redentorista en Sandoná
.

El agente de pastoral social Sergio Jurado
destacó el desarrollo de la misión en las veredas de la parroquia Nuestra
Señora del Rosario
por iniciativa del párroco Emiro Libardo Enríquez y
agradeció a los 10 sacerdotes y a los 21 seminaristas de la comunidad
redentorista que compartieron con las familias durante cuatro semanas.

El padre José Joaquín Carreño que estuvo en
las veredas Dorada Guaitara, San Isidro, San Antonio y en los barrios Cafetero
y San José señaló que fue grata la experiencia en estos sectores donde se pudo
compartir la palabra del Señor, llevar el mensaje de alegría y de esperanza a
todas las familias que participaron en las jornadas programadas
.

El padre Rubén Alberto Jiménez compartió con
los jóvenes de las instituciones educativas urbanas y con las familias de las
veredas Cruz de Arada y La Regadera y del barrio Comercio y destacó la
amabilidad, la hospitalidad y el esfuerzo de las familias
especialmente de las
veredas para acoger a todos los religiosos sin importar su lugar de
procedencia.

Recomendó realizar un trabajo especial con los
jóvenes porque son fundamentales en la iglesia católica
por lo cual en su
formación integral se debe incluir la parte espiritual para que crezca su fe en
el Señor Jesucristo.

De igual manera se manifestaron los sacerdotes
Fabio Cárdenas y Edilberto Mejía quienes agradecieron a la comunidad por su
acogida y por la disponibilidad para participar activamente en las reuniones y
eucaristías celebradas
.

Los seminaristas Fulgencio Guerrero Castillo,
Fabián Nelson Dimateo y Oscar David Tarazona así mismo agradecieron a la comunidad
sandoneña y del norte de Consacá por su compromiso para desarrollar la misión y
coincidieron en que a las familias les queda el reto de seguir fortaleciendo la
fe, acercarse a los sacramentos y a la eucaristía de manera periódica
.

Al frente de la misión estuvo el sacerdote
Humberto Toro
quien expresó que la metodología empleada fue realizar
inicialmente asambleas preparatorias durante una semana y luego la misión como
tal en todas y cada una de las veredas de la parroquia con la participación de
las familias respecitivas.

La misión redentorista se desarrolló durante
cuatro semanas
en las veredas de cinco corregimientos sandoneños, Loma del
Tambillo, Bolívar, San Bernardo, Roma Chávez y San Miguel y las veredas del
norte de Consacá, San Sebastián, El Guabo, Villa Rosa y Villa Inés, que hacen
parte de la parroquia Nuestra Señora del Rosario.

Los sacerdotes que adelantaron la misión
llegaron provenientes de varios departamentos del interior del país y el padre
Jairo Puchana del municipio de Tangua y los seminaristas procedentes de los
departamentos de Santander, Norte de Santander, Putumayo, Boyacá y de los
países de Haití, República Dominicana, Puerto Rico y Ecuador
.

Author: Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *