Uno de cada dos jóvenes en Colombia no estudian, ni trabajan o se encuentran en la informalidad

Hoy en Colombia, una tarea prioritaria es la generación de oportunidades para la población joven, pues de los cerca de 11 millones 500 mil de jóvenes en edad de trabajar, el 51% están excluidos de oportunidades de educación o empleo formal, esto es, uno de cada dos jóvenes.

Esta cifra deja en evidencia que en el país se está perdiendo más de la mitad del potencial de la juventud que, si hoy accediera a las oportunidades requeridas, podrían contribuir al desarrollo social y económico del país.

Ante esto, es fundamental tener en cuenta las necesidades y barreras, pero, sobre todo, el potencial de la juventud colombiana para promover el desarrollo social y económico del país. Es por esto que el programa Global Opportunity Youth Network – GOYN Bogotá, iniciativa apoyada en Colombia por Fundación Corona, lanzó el Informe 2022 “Jóvenes con Potencial: Retos, Avances y Recomendaciones en la Generación de Oportunidades para Jóvenes con Potencial en Bogotá”, que tiene como fin visibilizar las problemáticas a las que se enfrentan la población joven al intentar acceder y culminar la trayectoria desde la educación, hasta el empleo, pues al analizar las cifras de dicho informe, se puede observar que  el porcentaje de jóvenes que no accede a estas oportunidades presenta un aumento progresivo, pasando del 34% en 2018 a 37% en 2022.

Jóvenes con Potencial

En Bogotá actualmente se estima que viven casi 1 millón 900 mil jóvenes que representan cerca del 16% de la población joven del país y el 25% de la población de la ciudad. Aproximadamente 1 millón 800 mil son jóvenes se encuentran en edad de trabajar, sin embargo, el 37% están excluidos de las oportunidades de formación y empleo formal, representando más o menos a 671 mil jóvenes que ven limitado su bienestar y calidad de vida.

“Los jóvenes con potencial, que se refieren a los jóvenes que no trabajan, ni estudian o están en la informalidad, representan una oportunidad enorme para generar movilidad social. El empleo y la generación de ingresos de estos jóvenes acelera la recuperación económica y para esto debemos trabajar de forma colectiva y colaborativa, reconociendo las necesidades particularidades de esta población. GOYN Bogotá como plataforma nos llevará a construir modelos más equitativos y este informe es una herramienta clave para los tomadores de decisiones para crear políticas públicas y acciones que respondan a las necesidades puntuales de los jóvenes” indica Daniel Uribe, Director Ejecutivo de Fundación Corona.

Al analizar las cifras por género, se evidencia que existe una mayor participación de las mujeres jóvenes en la inactividad, que los hombres, esto asociado en su mayoría al cuidado y actividades del hogar, representando el 76% de quienes se dedican a estas actividades, no necesariamente por voluntad, limitando el tiempo que pueden dedicar a oportunidades de formación y empleo y que en la mayoría de los casos no son remuneradas.

Esta situación que afecta de manera diferencial a las mujeres refuerza la existencia de barreras de género en el acceso a oportunidades, que inician desde edades tempranas en las que la dedicación a actividades del hogar y del cuidado incide en las trayectorias de educación desde la etapa escolar y que se amplían hasta condicionar las trayectorias de las mujeres a la inactividad.

“Lo anterior, permite evidenciar que es necesario y urgente incluir un enfoque de género en las estrategias que promueven oportunidades para la población joven de manera que se generen alternativas para las mujeres jóvenes para completar sus proyectos de vida. Adicionalmente, es necesario involucrar y sensibilizar los entornos familiares que les asocian estas cargas pues en muchos casos vienen asociados a prácticas basadas en género que les impiden a las mujeres aceptar las oportunidades aun cuando estas se presenten” dijo Juan Carlos Reyes Director de Goyn Bogotá.

Jóvenes con potencial por grupos poblacionales

Al analizar en el informe las cifras de los jóvenes con potencial para estos grupos poblacionales, se evidencia que mientras  el porcentaje de jóvenes que no acceden a oportunidades de educación y empleo formal en Bogotá es del 37%, esta misma cifra es del 72% para la población joven con discapacidad, del 69% para la población joven migrante de Venezuela, 47% para la población joven que se reconoce dentro de algún grupo étnico y del 41% para la población joven LGBT, cifras que reflejan que ser joven y pertenecer a estos subgrupos poblacionales significa estar expuestos a mayores barreras que el resto de la población joven, que se traducen en un menor acceso a las oportunidades de educación y empleo.

Desconexión desde la educación hasta el empleo

Para el caso de Bogotá, se estima que para el año 2021, había cerca de 107 mil jóvenes desconectados de la educación media, que requieren  finalizar la etapa escolar, lo que representa el 16% de los Jóvenes con Potencial y se destacan factores relacionados con el acceso a herramientas tecnológicas, pues cerca del 57% de los jóvenes que no acceden a oportunidades de formación o empleo formal no tiene acceso a computador e internet, haciendo evidente la importancia de estas herramientas en el acceso a oportunidades. Así mismo, cerca de 363 mil jóvenes se encontraban desconectados de la formación posmedia, que requieren oportunidades de formación para el trabajo o en la educación superior, siendo el 54% de los Jóvenes con Potencial y 199 mil jóvenes desconectados del mercado laboral, que requieren oportunidades laborales pues ya hoy están formados, siendo el 30% restante.

“Es relevante entender que las estrategias para reconectar a la población joven con oportunidades están directamente relacionadas con los puntos de desconexión de la trayectoria, pues de esta forma al garantizar el tránsito completo, se genera una mayor incidencia en el bienestar de esta población.” Dijo Rafael Arias, Gerente de Educación y Empleo de Fundación Corona. 

Por otro lado, un análisis detallado de la informalidad laboral permite evidenciar que este tipo de actividad está relacionada de manera cercana con el máximo nivel educativo alcanzado siendo este un factor importante en la probabilidad de acceder al mercado laboral formal, ya que mientras la tasa de informalidad para la población joven que alcanzó la educación primaria es del 64%, esta disminuye a 40% para la población joven que finaliza la educación media y a 25% y 19% para quienes finalizan niveles técnicos o tecnológicos y universitarios respectivamente.

Los niveles de informalidad laboral también están asociados con una menor remuneración que incide directamente en el nivel de ingreso de los jóvenes y por ende en su bienestar. Para el 2021 el ingreso laboral mensual de la población joven ocupada en Bogotá era de $1.395.191, sin embargo, para la población joven en empleos informales esta cifra era de $1.017.372 versus $1.566.899 de la población joven ocupada en empleos formales.

¿Qué se puede hacer?

Después de analizar las cifras de la población joven en la ciudad, el informe propone diferentes acciones que permitan mitigar las barreras a las que se enfrenta este grupo poblacional tales como: focalizar estrategias de generación de oportunidades por localidad o sector, entendiendo las necesidades de los jóvenes a partir de su contexto diario, implementar un enfoque integral de mitigación y prevención que permita responder de manera efectiva a las problemáticas a las que se enfrentan, reconociendo la importancia de las trayectorias y conociendo los puntos de desconexión para generar habilidades que les permita acceder y permanecer en un empleo formal;  generar un enfoque diferencial de género, reconociendo que las mujeres jóvenes se exponen a barreras mucho más amplias que los hombres jóvenes.

Para conocer más acerca del informe puede ingresar a: https://goynbogotaa.wpengine.com/wp-content/uploads/2022/08/GOYN-Informe-2022.pdf

Acerca de Fundación Corona

Es una fundación familiar que trabaja por Colombia desde hace más de medio siglo. Les motiva mejorar la calidad de vida, promover el desarrollo social y la reducción de la inequidad en el país, y hacen la diferencia a través de dos líneas de acción: Educación Orientada al Empleo y Educación Para la Participación Ciudadana.

Acerca de Global Opportunity Youth Network

GOYN Bogotá es una iniciativa global que, desde el trabajo con actores locales, innovación financiera, intervenciones basadas en evidencia y la movilización del ecosistema, desde un acercamiento de impacto colectivo, busca mejorar el bienestar de los jóvenes de la ciudad, a través de la generación de oportunidades económicas, formación integral, participación y liderazgo. Actualmente GOYN Bogotá articula más de 45 actores del sector público, privado, ONG y formadores, entre sus miembros del consejo de gestión se encuentran: Fundación Corona, Accenture Colombia, Fundación ANDI, United Way Colombia, Cámara de Comercio de Bogotá, Fundación Bolivar – Davivienda, Fundación Santo Domingo, Compensar, ACDI/VOCA, ProBogotá e Invest In Bogotá.

Fuente y foto: Fundación Corona

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.