Camino al bicentenario de la Batalla de Bomboná 8

Remembranzas consaqueñas
Origen de la palabra Consacá
Por José Rodrigo Rosero Tobar
roserotobarjoserodrigo@gmail.com

Consacá es un vocablo de acepción en raíces de la lengua quechua, vocablo que se deriva del indio Consaque, según la tradición oral, bautizado probablemente por uno de los indígenas de la expedición de Huayna Cápac, que comandó la incursión de los Incas a estos territorios en su propósito expansionista en el hoy departamento de Nariño.

Consacá, en raíces de la lengua quechua impuesta por los Incas cuando invadieron estos territorios y la que hablaban nuestros aborígenes, significa monte abrigado, admitiendo la siguiente acepción.

“Monte Abrigado”: Cunu = tibio, caliente o abrigado y Sacha = monte.

Analizando el significado del vocablo, deducimos que precisamente el área en que se encuentra asentada la región de Consacá, presenta un ecosistema acorde con la significación acreditada con un entorno físico, étnico y cultural compartido, unido a una identificación espacial que cobraron verdadera importancia para dar paso a la regionalidad.

En cuanto a la grafía de la palabra Consacá, conocemos que su ortografía era divergente a la de ahora. En 1558 aparece como Consaca o Concaca, en 1582 como Conzaca y en 1590 como Consacá, ajustándose a la pronunciación y ortografía española.

Justino Mejía y Mejía, dice que: “Consacá, en su segunda sílaba debería escribirse con z, puesto que al principio en esa misma sílaba se usaba con la C cedilla. Ha prevalecido el uso de escribirla con S desde el siglo XVII”. Igualmente, manifiesta que la palabra Consacá es un vocablo de extracción del dialecto bolona, dialecto actualmente desconocido, pero que parece perteneciera a la familia de las lenguas nigerocongoleñas. Dejo a la actitud de personas avezadas y dedicadas el tratar de descifrar esto que puede convertirse en un enigma, aunque es aceptado que el cruzamiento genérico, moral, intelectual o comercial entre pueblos indígenas vecinos o distantes, generó un movimiento de vocablos que llevaron las voces hasta confines infinitos.

El nombre de Consacá, aparece relacionado prontamente luego de iniciada la invasión española cuando se menciona en las primeras tasaciones de indias de las que se tiene conocimiento, como en la de 1558 cuando se entregó como encomienda, institución implantada para subyugar y explotar a los indígenas en el nuevo mundo, al poblador y conquistador Alonso Nieto, determinándose la existencia de su nombre desde tiempos inmemoriales.

Aunque poco a poco se han ido perdiendo las voces indígenas, la de Consacá subsiste y subsistirá y se lo tiene entre los vocablos y palabras de origen indígena de la zona, vocablos y palabras que deberían conservarse para lograr un estudio filológico de la lingüística de nuestros aborígenes.

La etimología se encarga del estudio del origen de las palabras individuales, de su cronología, su incorporación a un idioma, así como de la fuente y los detalles de sus cambios en la forma y significado.

Sin que se trate de un estudio erudito el hablar del origen de la palabra Consacá, podemos decir en mi arcaico sentir que cuando el silencio se colma de indescifrables ruidos que se esparcen por el vasto horizonte, siempre vigilado por el inescrutable volcán Galeras, cuando el inconfundible lamento de campanas se dilata por los espacios siderales cual melancólica melodía de incomprensibles canciones, surge la palabra más sonora, bella y linda: Consacá, que cual grito de libertad se confunde en la reyerta de los años, se estanca en las vegas abiertas de los ríos y riachuelos que lo circundan, y el sonido del eco se escucha en los vericuetos oscuros y claros de la escarpada geografía de este pequeño terruño melancólico y triste por excelencia, que ha caminado siempre con la nostalgia a cuestas, al que resulta difícil encasillarlo en un esquema preordenado y que cuando se intenta analizarlo en conjunto, se logra tan solo un lio abultado e irregular, lleno de circunstancias rebeldes que se resisten a ajustarse a cualquier forma establecida y estándar.

Consacá, 20 de agosto de 2021

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por la página Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *