Con aval de la Corte

Visión de mujer
Por Elsy Melo
Maya
elsy,[email protected]
Después de un
juicioso análisis y pese a todos los pronósticos  de la oposición, se produjo el trascendental
pronunciamiento de la Corte Constitucional
, respecto del mecanismo para apoyar
o rechazar los acuerdos que con el
objetivo de terminar una confrontación de más de medio siglo, se adelantan
entre el gobierno  y las FARC.

Los colombianos
tendremos la oportunidad de pronunciarnos a través del plebiscito, sobre un tema que indiscutiblemente nos
concierne a todos
: a quienes han sufrido los rigores de una guerra fratricida y
a quienes tuvieron la fortuna de no  
perder a ningún ser querido, ni ser objeto de secuestro, extorción y/o
tantos otros actos violentos y delictivos. Todos nos merecemos la oportunidad
de alcanzar la paz a través de los mecanismos 
propuestos por el actual gobierno, máxime después de haber intentado
durante las diferentes administraciones, toda clase de estrategias, con graves
consecuencias y huellas imborrables y obviamente con un inmenso costo económico
para el país,  sufragado por los
colombianos. Por ello no es comprensible que importantes figuras de la vida
pública y quienes también estuvieron al frente de estas tácticas militares,
sean ahora los mismos que se opongan a un proceso de paz concertado,
argumentando entre otros aspectos, el valor económico de su ejecución, cuando
en realidad, nunca será comparable con el de la guerra.
Lo importante
antes de acudir a las urnas para ejercer este derecho ciudadano, es que consientes de la responsabilidad implícita en
un voto, obtengamos previamente la información correspondiente
, pero no
aquella  de quienes  pretenden hasta deslegitimizar la institucionalidad
porque no se somete a sus caprichos, o la 
amarillista, politiquera, desdibujada con intereses mezquinos  o cargada de odio y venganza, sino la
información real sobre los acuerdos de paz que se suscriban, y  pensando ya no en un pasado sangriento y
doloroso, sino en el futuro que queremos para el país.
Una vez se firmen
los acuerdos y se convoque el plebiscito, la responsabilidad de la
determinación final, no recaerá  sobre el
Presidente que decidió implementar unos diálogos en busca de  la paz; la 
responsabilidad y la decisión final recaerá sobre el real querer, saber
y entender de los y las ciudadanas colombianas. ¡Si a la paz! 

Julio 25 de
2016

Este es un espacio de opinión destinado a
columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas
pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a
este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición
de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.