Conociendo a Madiba

Manzanas verdes
Espacio por la convivencia y la cultura ciudadana
Por Lucciano
Nuestra tarea ahora es conocer a Mandela.
Como un hombre que purga la tercera parte de su vida en una
prisión, señalado por muchos como terrorista (aquí en Colombia se hubieran dado
garra) en un país agobiado por el semitismo a lo largo de toda su historia, con
graves problemas sociales, culturales y económicos,
sale tras 27 años de
condena y cual ave fénix emerge, para convertirse en líder y conductor no sólo
de un país, sino que su filosofía y visión sobre la paz, la tolerancia y la
convivencia, traspasan fronteras, a tal punto que lo que significa para el
mundo Nelson Mandela es su legado de confraternidad, comprensión y paz para los
pueblos.

Pueden haber más ejemplos, pero Mandela nos deja un legado
que hoy traído a nuestro tiempo y espacio si que merecemos aprender y ponerlo
en práctica
, sobre todo aquellos quienes están convencidos que con las armas se
logra el anhelado proyecto de paz, pues pueden más sus intereses y
remordimientos particulares, que todo un clamor popular.
Su muerte coincide precisamente con nuestro proceso de paz,
y es aquí y ahora cuando caben las reflexiones, en un país que a punta de
medios inmovilizan la mente del ciudadano común y corriente
, en el que los
espacios están destinados a embrutecer y maquillar las grandes verdades a
cambio de lo ligth y lo desechable, todo para sacarle provecho al río revuelto
de la democracia pisoteada y sesgada a favor de los mismos de siempre.
Mandela nos exhorta a comprender el sentido de la no
violencia
, el amplio sentido que enmarca la paz, y las acciones que los seres
humanos debemos poner en práctica para que la reconciliación entre los seres
humanos, pueblos y naciones sean posibles.
A diferencia de los sistemas mediáticos en los que están a
la orden del día las ideas acomodadas e intereses creados, en especial en
Colombia en donde la extrema derecha del uribismo y sus secuaces parecen
empeñarse en el poder desmedido, Mandela nos da una lección de tolerancia, paz
y no violencia
, que en aras de la democracia y la vida, coinciden para sembrar
en los corazones que es posible un nuevo país, y que a pesar de las muchas
diferencias que el mundo entero posee, existe también la posibilidad de un
cambio.
Bienvenido el mensaje de la paz, bienvenido el mensaje de la
no violencia y bienvenido el mensaje de un mejor mañana, con Madiba hemos
conocido también que todo es posible cuando las voluntades y la esperanza está
en cada uno de nosotros. Feliz navidad es el momento para aprender de El que la
paz se logra con el perdón, la igualdad y la reconciliación. No más odios no
más rencores, no más caso a aquellos que siguen echándole candela al fuego
.
Aprendamos de estos grandes hombres que cambian el rumbo de los acontecimientos
con cosas y acciones sencillas, sueños e ideales, pero por encima de todo con
amor. Viva la sonrisa de Gandhi, de Mandela de Luther King ellos nos han
enseñado como se logra la Paz. Ser amos de nuestro propio destino y capitanes
de nuestras almas como diría Madiba.
Bogotá Dic.16 2013
Este es un espacio de opinión destinado a columnistas,
blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen
exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por
el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este
medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *