Cuentos de mi pueblo

Por Iván Antonio Jurado Cortés
Con lo sucedido hace unos días en un hospital
de la capital colombiana, respecto al reciclador que fue atacado y
supuestamente asesinado por sus ‘parceros’, a raíz de una riña derivada del
consumo de sustancias psicoactivas, y que después de 45 minutos ‘resucitó de
entre los muertos’ para continuar viviendo, se confirma que nuestra nación es una de las más ‘folclóricas’ del
mundo
, ya que este tipo de historietas solo se ven o escuchan en novelas supersticiosas.

Este cuento como el de la minifalda son
consecuencia de nuestra ardua sobrevivencia en medio de tanta laceración
psicológica y a veces física
, culpa de los esquemas estatales equivocadamente
diseñados para una patria que por momentos parece boba.
Aunque este tipo de fantasías de alguna manera
contribuyen a la distracción de mentes agobiadas por la permanente crisis
social que entorpecen la tranquilidad y desarrollo de este país, hay otros
cuentos que definitivamente van lanza en ristre contra la integridad del ser
humano, en este orden cabe perfectamente mencionar historietas como: reforma a
la salud, acuerdos del gobierno con el sector productivo, inmunidad militar
y
el que reboso la copa: ‘partido Uribe Centro Democrático’.
Es cierto que la política colombiana ha vivido
lapsos históricos algunos más degradantes que otros, resaltando el famoso
‘Frente Nacional’, coalición político-electoral formada por la hegemonía
partidista, con el fin de beneficiar a los dueños de los partidos políticos
tradicionales, Conservador y Liberal
. Este pacto clientelista caracterizado por
la repartición en partes iguales de la burocracia regional y nacional por
espacio de 16 años consecutivos, demolió a su paso pensamientos pluralistas de
millones de compatriotas que nunca compartieron ideales y procederes de estos
grupos políticos.
Muchos dirán que cada época es diferente, y
que la política es dinámica y se ajusta acorde a las circunstancias y espacio,
podría haber parte de razón en estos argumentos- pero lo que no se justifica es
el sometimiento del entendimiento popular a caprichos caudillistas
, enfocados
exclusivamente a controlar el circulo capitalista, con el propósito de no
perder el poder, y de paso continuar con las propuestas privatizadoras propias
de un gobierno oligarca, mercantil y mezquino.
Pero la ‘mierdita que no tapó el gato’ en
pleno siglo XXI ha sido la conformación del partido ultraderechista ‘Uribe
Centro Democrático’, aunque suene burlón o ridículo, es una fuerza neoliberal
que prevé la ‘redención de los oprimidos’
(voz mesiánica) de uno de los
gamonales más cuestionados de las últimas décadas. Se dice que será el Consejo
Nacional Electoral quien finalmente avale o rechace semejante exabrupto que
indudablemente marcará la historia política-electoral de este país.
Si nada entorpece la intención paisa, mañana
serán los Santos de la U o Lleras de la G, los nuevos nombres de las sociedades
partidistas para proseguir entreteniendo las masas populares
, soñadoras y
equivocadamente convencidas de que la salvación está en manos de estos comerciantes
de la dignidad humana.
Permitir que este cuento paisa se sobreponga a
cualquier proceso de participación ciudadana
, es aceptar que se ha perdido el
rumbo socio-político, permitiendo el fortalecimiento de la esclavitud electoral
y por ende enfilarse a un sometimiento burocrático extirpador de la autonomía
ciudadana.
Estamos a puertas de unas elecciones
parlamentarias y presidenciales, donde solo se observa y escucha propuestas
aligeradas en busca de un endemoniado poder, más no de soluciones estructurales
a tanto problema de marca mayor
. Seguimos de cuento en cuento…
Domingo, noviembre 24 de 2013
Este es un espacio de opinión destinado a
columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas
pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a
este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición
de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.