El primer paso

Visión de mujer
Por Elsy Melo Maya
[email protected]

Con una inmensa expectativa y después de más de 3 años de vigencia de la Justicia Especial para la Paz, el pueblo colombiano accede al documento denominado: determinación de hechos y conductas contra los excombatientes de las FARC. El escrito de la JEP que señala las diversas responsabilidades, supera las 300 páginas, según se conoce, y describe en detalle los hechos más graves cometidos por este grupo guerrillero, pero además, su forma de operación, su política frente al secuestro de civiles y militares, sus canales de financiación y demás operaciones inherentes a su actividad al margen de la ley.

Este pronunciamiento, es el primero que se emite por parte de la justicia especial, dentro del proceso que permitirá establecer finalmente, la responsabilidad individualizada frente a los hechos que marcaron una página larga y dolorosa de violencia en nuestro país y así mismo, las sanciones que se aplicarían, a la luz de la normatividad, producto del acuerdo de paz suscrito.


El escrito que describe los hechos relacionados con el secuestro que realizaban para obtener el intercambio por guerrilleros o el que adelantaban como política interna para financiar sus actividades, deja ver con suma claridad el trato cruel y despiadado contra las personas en cautiverio, indistintamente de su condición de militar o civil, pero en ambos casos, con actuaciones que violentaban la dignidad humana.

Es decir, que este primer documento de determinación de hechos, revive lo que desafortunadamente tuvieron que sufrir un inmenso número de colombianos y sus familias y por ello precisamente, las reacciones no se han hecho esperar, por parte de quienes consideran que ninguna sanción será suficiente para devolver a la vida a quienes la perdieron injustamente o a quienes vivieron el secuestro o tuvieron que dejar su país para salvar sus vidas, o para reparar a las mujeres violadas o a los menores coaccionados, entre otras tantas prácticas, que la misma JEP les cuestiona.

Sin duda, todo lo que tenga que ver con esta etapa de Colombia, seguirá siendo controversial y no es para menos. Pero igualmente es necesario sanar para seguir adelante construyendo país; de ahí lo importante de conocer la verdad, identificar responsabilidades y establecer las sanciones; y algo fundamental que ya se menciona, y es que los 8 dirigentes exguerrilleros responsables señalados en el expediente, tendrán que entregar en el término de 30 días, la información concreta sobre los desaparecidos, para lograr su identificación y entrega a sus familias.

Así comienza el proceso, del que todos esperamos contribuya en la reconciliación de un país, que sigue aportando sacrificios y mucho dolor, en la búsqueda de una paz real.
Febrero 1 de 2021.

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por la página Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.