La culpa no es solo de ellos

El despertador del sur
Por: Jorge Arturo Bravo

Ante la difícil situación que el país está viviendo y Pasto en particular, por el aumento cada día más del número de personas contagiadas por el Covid-19; el alto número de fallecidos que diariamente va dejando; hospitales que no tienen las suficientes camas UCI, resulta que aparecieron, según la Gerente de Pasto Salud, los verdaderos culpables de esta situación.

Según ella, en una grabación que se está pasando por los diferentes noticieros, al menos los contratados, las culpables son las manifestaciones de jóvenes donde no se cumple con los protocolos de bioseguridad necesarios, y pensar que también en Bogotá lo dice Claudia López
Nosotros respetamos esta posición de Anita Belén, como la llaman algunos de sus amigos periodistas, pero no la compartimos en su totalidad; puede ser que las aglomeraciones que se dan en las manifestaciones, hayan ocasionado el aumento del número de contagios en los últimos dos meses, especialmente, pero ellas no son las únicas culpables.

Antes de juzgar y condenar tranquilamente a los jóvenes manifestantes, “posibles culpables”; antes de “mirar la paja en el ojo ajeno y no mirar la nuestra”, debemos aceptar que la Administración Municipal que preside el veterinario Germán Chamorro de la Rosa, por la falta de autoridad, por la “falta de pantalones”, es el principal culpable de esta situación que parece cada día empeorar.

Como primera autoridad del municipio, como jefe máximo de la Policía Metropolitana de Pasto, debe exigirle a la policía cumplir a cabalidad con su misión, hacer cumplir las normas, pues ella tiene la obligación ética y legal de hacer los comparendos pertinentes a quienes no cumplen con los protocolos de bioseguridad, y no permitir que en sus “propias barbas” se presenten estas violaciones.

No es posible permitir tantas aglomeraciones en parques, en polideportivos; centros comerciales que no exigen el pico y cédula; buses de servicio urbano con sobre cupo, personas que tranquilamente transitan sin tapabocas; residencias que se convirtieron en bares y discotecas, sin guardar los mininos protocolos, donde los fines de semana se amanece tomando, violando así el toque de queda, para solo citar estos ejemplos; entonces los manifestantes no son las únicos culpables.

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por la página Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *