Matar la vida

Manzanas verdes
Espacio por la convivencia y la cultura
ciudadana
Por: Lucciano
[email protected]
Cuando se habla de acuíferos, se habla de
agua, cuando se habla de agua se habla de vida y cuando se habla de vida es un
derecho y una obligación defenderla por encima de todo
.
Me motivó dedicar este espacio a este tema más
que al politiquero, pues el mismo se vive a diario en nuestro municipio que es
politiquero por naturaleza.

Me parece que el proyecto o programa Suyusama,
es una iniciativa que busca  promulgar y fortalecer desde la democracia,
los procesos que tienen que ver con la gobernabilidad, de forma responsable,
profesional y con alto sentido de objetividad
, por lo menos así lo concibo,
pues tuve la gran fortuna de pertenecer e iniciar este excelente espacio de
convivencia democrática.
Tanto la política, (que en nuestro caso es
politiquería), como el medio ambiente y por ende el agua, son temas
fundamentales y la razón de ser de Suyusama, pues a diferencia de los
eventos  “político-electoreros”,
estas  propuestas tienen un trasfondo
programático a 15, 20 o más años, cimentados en la defensa, priorización y preservación
del medio ambiente y en especial del agua
, cosa que para los dueños e
interesados en los “megaproyectos” amparados en el desarrollo de las
comunidades, no significa nada, pues es
mayor su beneficio particular enormemente económico, que la retribución en la
calidad de vida de campesinos y comunidades que por desconocimiento o
física  apatía no miran más allá de lo
que tienen que ver, muestra de ello son las grandes infraestructuras que se ven
frenadas por organizaciones no sólo nacionales sino internacionales,  personas y comunidades enteras, que conocen
del avance que puede representar una obra para el progreso de una región, pero
también conocen y se interesan por defender el patrimonio  y la vida misma de sus generaciones y del
grave daño  que estos acarrean.
Pese a todo esto la aplanadora del poder e
interés económico, arrasa con todo: Tramos hidrográficos de magnitudes
incalculables que jamás podrán ser recuperados, especies de flora y fauna que
son desaparecidos sin piedad de la faz de la tierra, ni qué decir de la terrible y espantosa transformación de
ecosistemas enteros que nunca más volverán a la vida
, y todo este horrible
holocausto jamás lo podrán devolver quienes a costa del dinero e intereses
particulares, nos venden la idea de que todo se hace por nuestra calidad de
vida.
Para el caso en particular, la defensa que
hace Suyusama y personas (conscientes o no) por defender la vida, en el caso de
la pavimentación del tramo de La Cernidera, no se debe tomar a malas
interpretaciones, más si viene de una administración municipal, mucho menos de atribuir
maldad genética, a quienes por encima de todo defendemos y tenemos claro, que
la guerra que ya la estamos viviendo es por el agua.  De ahí que, la ALO, en el caso de Bogotá, se
vea “aplazada”, no por la negligencia de una administración que ha tenido sus
detractores encima, sino más bien porque es una administración que defiende la
vida, y no ha permitido que las grandes empresas  constructoras a costa de enriquecer sus
arcas, le quiten un pulmón a Bogotá y 
arrasen lo poco que queda de los humedales y áreas identificadas como
potencial ecológico y de biodiversidad. Lo mismo sucede en El Huila con La
represa del Quimbo para mencionar solo dos ejemplos, en ambos casos se ha
defendido con todo el rigor de seres humanos la vida, en uno de los cuales
se  ha perdido  la batalla, pero el otro caso,  afrenta con dignidad y gallardía un mejor
desarrollo para que la obra se lleve a cabo pero como tiene que ser: preservando
la vida.
Entonces no veamos obstáculos, ni maldad
genética en quienes tienen la valentía de defender un patrimonio colectivo, más bien velemos
porque mañana no vamos a cargar con la triste y célebre  culpabilidad da haber matado. Haber matado la
vida!

Bogotá octubre 18 2015

Este es un espacio de
opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las
opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan
los espacios destinados a este fin por el blog Informativo del Guaico y no
reflejan la opinión o posición de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.