“Polvos” comprometedores

Por: Iván Antonio
Jurado Cortés
iajurado@yahoo.com
Después de las fiestas
de fin de año y carnavales en el departamento de Nariño y sur del Cauca, viene
el “guayabo” que les da a los protagonistas de estas importantes y
tradicionales celebraciones que con el paso del tiempo se han fortalecido en
todos los lugares donde se realizan. Prácticamente las 54 administraciones
locales y la departamental les atañen la organizació
n y manejo de las fiestas
más importantes que se originan en el suroccidente del país. Ahora solo queda
hacer el respectivo análisis y sacar las conclusiones pertinentes de las
diligencias cumplidas con la ciudadanía nariñense y visitante.

No cabe duda que estas
festividades carnavalescas son el mejor escenario para mostrar la cultura, el
arte, folclore y por supuesto las costumbres de los pueblos. Con estos
argumentos y otros que no menciono, fue que la UNESCO en septiembre del año
2009 catalogó a los carnavales de Negros y Blancos desarrollados en San Juan de
Pasto como ‘Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad’. Su originalidad,
creatividad y profesionalismo, son las cualidades más sobresalientes de estos
perfectos trabajos artísticos que se muestran en estas fechas. Igualmente en
poblaciones como Ipiales, Túquerres, Sandona y muchas más donde también se
efectúan estas festividades, concluyen en el compromiso y sabiduría de los
artesanos
; obviamente que los incentivos económicos y condecoraciones son
proporcionales a la población implicada.
Con lo anterior, se
recuerda el gran adeudo que tienen las administraciones estatales con las
comunidades comprometidas y responsables, implicadas en un sector que solo
aparece en los rubros como algo minúsculo y por cumplir un requisito legal, más
no tiene la importancia del caso
. Se habla tanto del apoyo a la cultura, pero
casi nunca es coherente el discurso al hecho.
Es cierto que esos
estándares de inversión vienen diseñados legalmente y predispuestos a ciertas
limitaciones de recursos; sin embargo, esto no restringe a los mandatarios para
quedarse solo con dichas “limosnas”, por el contrario, los obliga a gestionar y
conseguir apoyo de otras entidades estatales o privadas
; todo con el propósito
de fortalecer el presupuesto inicial y de esta manera contribuir al desarrollo
social, económico y cultural de un pueblo. Ha transcurrido un año de los
gobiernos locales y regional, suficiente para recoger la necesaria experiencia,
y fomentar una excelente cultura de compromiso ciudadano, especialmente por el
arte y la idiosincrasia regional.
Nariño a nivel
nacional se lo generaliza con los carnavales de Negros y Blancos, rotunda razón
para fortalecer las inversiones estatales locales, pensando permanentemente en
el progreso cultural y en el apoyo a esas personas que durante todo el año se
dedican a trabajar incansablemente en sus indiscutibles obras de arte
, para que
posteriormente el resto de la ciudadanía pueda contemplarlas solo por un
momento, suficiente para que esas maravillosas imágenes queden grabadas en la
mente de miles de propios y turistas que por esos días acuden y participan
activamente de las mejores fiestas de la región, perdurando por muchos años la
subliminidad y sutileza de los genios del arte.
Pasado el puente
festivo, solo queda sacudirse la cabeza de todo polvo existente y emprender los
quehaceres diarios
, y los gobernantes una ardua tarea política-administrativa, que generalmente es
como volver a empezar de cero. Aunque haya recorrido un año de gobierno,
siempre queda la sensación prevenida de las acciones a comenzar.
Lo importante es tener
perfectamente claro el sendero político a proseguir de acuerdo a la ideología
del proceso a la cual se representa. El inicio de la rutina anual se reviste de
energías, objetivos y porque no de ilusiones con la mentalidad de marcar diferencia
con el pasado. Y no es para menos, después de unos deliciosos y comprometedores
‘polvitos’ que desde el bebe hasta el ‘viejito’ se los echaron, ahora queda
recargarse de vigor, tomar impulso y contagiarse de entusiasmo para proceder
con el ánimo arriba
y no con ‘guayabo’, porque eso solo lleva a la tristeza y
melancolía.
Domingo, 06 de enero
de 2013
Este es un espacio de opinión destinado a
columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas
pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a
este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición
de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *