Raponazo

Rincón consaqueño
Por José Rodrigo Rosero Tobar

roserotobarjoserodrigo@gmail.com

Suele decirse que el raponazo se da en los lugares más congestionados. El ladrón escoge una víctima, observa los objetos de valor que tiene a la mano, luego corre hacia ella, le arrebata sus pertenencias y escapa entre la multitud. Esto no se dio en el caso que conocí y que quiero comentar.

Simplemente, la bella niña a punto de ingresar a clases en su universidad, luego de pagar unas copias que había solicitado, se le acercó un individuo con gesto malhumorado, le exigió las vueltas del billete de baja denominación con el que acababa de pagar, y ante la mirada desconcertada de la niña, cambió de opinión y le solicitó le entregara su celular.

Aconsejada la niña de entregar, en caso de presentarse un inconveniente de esa naturaleza lo que le exigieran de bienes de carácter material, temblando en todo su cuerpo, entregó el aparato celular que le servía, además de otros menesteres, de herramienta de trabajo en la universidad. 

Pasado el episodio, ante la actitud inmutable de todos los que pasaban a su alrededor y mirando que el avezado atracador se alejaba lentamente y sin pestañear, pues había escogido una víctima de las que no le iban a reaccionar, arrancó en llanto y desde un sitio de venta de minutos llamó a su papá, quien desde la distancia no atinaba a pronunciar palabras que la pudieran consolar.

Impotencia, rabia, desesperación, todo se siente en un momento similar, quedando la certeza de la irremediable descomposición que afronta nuestra llamada sociedad, mientras los gobernantes presentan cifras decoradas de bajos índices de criminalidad, escondiendo la verdadera radiografía de innegable y extremada inseguridad.

Un caso aislado quizá, pero deja en el ambiente la ignominiosa descomposición social de nuestra colectividad. En nuestra nación plagada de agitaciones políticas y populares, es un hecho que refleja la catástrofe que produce el desastre político, moral, social, económico e institucional, y porque no decirlo por vivirlo a diario, se suma al ejercicio de un controvertido congreso, una precaria libertad, una república maltratada, una política deslucida en sus fundamentos y un pueblo cansado de la demagogia que campea en todo el territorio nacional.

Consacá, 07 de octubre de 2022

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por la página Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *