Recomendaciones generales para una nueva educación en Pasto


Por Pablo Emilio Obando

Comencemos afirmando que educar es un acto de
valor y que como tal requiere de hombres preparados y de carácter firme
. Hasta
el presente únicamente hemos tenido secretarios de educación de bolsillo, seres
pusilánimes que no han sabido mirar ni diseñar un nuevo panorama educativo para
las nuevas generaciones; simples funcionarios que acatan dócilmente las
directrices centrales sin que impriman su sello personal.

Lo anterior nos ha llevado a una serie de
errores en el sector educativo que nos han impedido despegar localmente. Se hace necesario, entonces, impulsar
políticas educativas propias, diseñar estrategias
nuevas y novedosas
, entender y transformar el contexto y replantearse en su
totalidad la práctica educativa municipal.

Tocaremos simplemente algunos aspectos,
aquellos que consideramos esenciales y que requieren una intervención urgente y
prioritaria por parte del gobierno de turno. Sabemos que se quedarán en el
tintero muchos aspectos y que esta propuesta toma únicamente aquellos que no permiten dilación alguna en las nuevas
prácticas educativas.
A.-  Un
secretario de educación con perfil pertinente. Y no únicamente en lo tocante a
títulos profesionales o universitarios. La experiencia nos dice que se requiere un funcionario con pleno
conocimiento de los verdaderos retos educativos en nuestro municipio. Se
necesita un secretario de educación que conjugue en la verdadera práctica  los nuevos retos del mundo moderno; es decir,
alguien que sepa direccionar y diseñar nuevos paradigmas que permitan un
despertar en las nuevas generaciones desde la escuela. Fácil ha sido para los funcionarios de turno
plegarse a las políticas nacionales sin que implique ello La formulación de
políticas propias para las verdaderas expectativas y necesidades de nuestro
municipio.  Hasta el día de hoy ha sido
relativamente fácil ser secretario de educación pues simplemente se limitan a
firmar nomina, efectuar traslados o reubicaciones y a distribuir computadores y
tabletas en los centros educativos. Fuera de, muchas veces, un carácter fuerte
y agresivo, no han demostrado capacidad para dar un nuevo impulso a este
importante sector de nuestra sociedad. Se requiere un secretario innovador,
independiente, estudioso de la realidad local, propositivo y de carácter
.
B. Incrementar el presupuesto municipal en
educación. Una sociedad  deja entrever
todo aquello que es y sueña o anhela a través del presupuesto que destina al
sector educativo. Los grandes “milagros” de los países que han dado un gran
salto educativo se explica en su presupuesto. 
En el municipio de Pasto se destina la irrisoria suma del 0.63% para
educación
.  He ahí la explicación a
tantos males de nuestra sociedad.  El
próximo secretario de educación, de la mano del gobernante de turno  y del concejo 
municipal, debe gestionar nuevos recursos propios y conseguir que, por
lo menos, se llegue a un significativo 2% del presupuesto municipal para el
sector educativo.  No podemos continuar
tratando a la educación con tanta displicencia y enviando a la sociedad
mensajes en los cuales se da a entender que la educación no merece nuestros
mejores esfuerzos y mayor participación presupuestal. Si durante el próximo
cuatrienio no logramos llegar a ese 2% para el sector educativo habremos
perdido una vez más la grandiosa oportunidad de ponernos a tono con las
verdaderas expectativas de la educación en la Colombia de hoy. Se debe dejar
sentada la necesidad municipal de llegar, en los próximos diez o doce años, a
la destinación de un 10% como mínimo del presupuesto municipal para el sector
educativo.
C.- Un modelo pedagógico propio y
pertinente
.  Educamos como hace veinte o
treinta años, con la diferencia que lo hacemos en una sociedad nueva y
cambiante. Eso equivale a afirmar que llevamos parches nuevos en trajes raídos,
lo que hace más notable el desfase.  Se
requiere la implantación de un modelo pedagógico propio y pertinente, que
permita romper ese viejo esquema educativo que se nos impone desde la capital.  La Ley de Educación permite una flexibilidad
curricular y pedagógica en cuanto a modelos educativos se requiere.
Lastimosamente no hemos hecho uso de esos mecanismos y derechos condenándonos
por mano propia a una educación alejada de la realidad, distante de las
necesidades reales y ajenas al destino de la sociedad.  Nuestros secretarios de educación han hecho
lo más fácil: continuar haciendo lo mismo pretendiendo con ello brindar un
aporte, palos de ciego que nos han llevado a una degradación  social y humana pues se educa simplemente
para obtener resultados inmediatos en pruebas nacionales e internacionales.
Pero han dejado de lado la imperiosa necesidad de crear y generar un modelo
pedagógico propio que nos impulse como sociedad y nos forje un nuevo porvenir.  Mientras exista este vacío en nuestro
municipio continuaremos atados, de manos y pies, a un pasado carente de
significado y significación para las nuevas generaciones.  Debemos en este cuatrienio dejar sembradas
las bases de un modelo pedagógico propio y pertinente, que nos permita vernos
en un verdadero espejo social, contemplando las diferentes aristas que nos
vuelven sociedad.  No es posible que
sigamos educando igual, pensando igual, sintiéndonos  y actuando igual que nuestros padres y abuelos.  Visitar un centro educativo es contemplar el
pasado en todo su significado: pupitres en formación, niños sentados y
aburridos, currículos ajenos y distantes, niños y adolescentes indiferentes
ante su sociedad y sus problemas.  ¡!!No
más!!!, o cambiamos y creamos nuestros propios modelos pedagógicos o
continuamos ocupando los primeros lugares en atraso y dependencia.
d.- Aplicación real y óptima de las TICS.  El incremento paulatino de presupuesto para
el sector educativo permitirá asumir la educación en condiciones de dignidad y
decoro.  A su vez este hecho permitirá
educar con fundamentos científicos y racionales. El nuevo modelo pedagógico debe buscar y
obligar al sector educativo a impartir clases en condiciones de equidad
tecnológica y científica
y en consecuencia se direccionará la educación a un
mínimo de clases, en todas las áreas y asignaturas, con las nuevas técnicas de
la educación.  Cada maestro deberá
demostrar que las clases y actividades pedagógicas o de aula se sustentaron en
un 20% en las nuevas herramientas tecnologicas y comunicativas.  Ya no es posible educar con clases
tradicionales o de discurso, hoy se educa haciendo uso del computador, de las
redes sociales, de la internet, de las videoconferencias; el texto escolar y
las fotocopias ya son elementos del pasado, rezagos de una educación caduca y
obsoleta. Lo ideal es que al cabo de un cuatrienio de gobierno se incremente
como mínimo a un 50%  las clases
fundamentadas en las TICS. De no hacerse así estamos condenando a las nuevas
generaciones a una ruptura entre el saber y la modernidad y abonando el terreno
para la dependencia, el atraso, la pobreza y la indiferencia social y
económica.
e. Generar conectividad o lazos indisolubles
entre el sector educativo y regalías. Es triste y lamentable expresarlo, pero
perdimos miles de millones de pesos para el sector educativo producto de la
incapacidad de nuestros secretarios de educación. Con la reforma a la Ley de Regalías se
dispuso la destinación del 10% para proyectos de educación, ciencia y
tecnología. Revisando proyectos nos
encontramos con la triste realidad que fueron escasas, por no decir pocas, las
instituciones educativas que presentaron y diseñaron proyectos que les permitan
obtener cuantiosos y jugosos recursos para transformar su escuela y su entorno,
mejorar sus prácticas educativas y proyectarse a una nueva sociedad más
exigente y competitiva. En consecuencia el nuevo secretario de educación debe
promover una dependencia exclusiva para el diseño, formulación y presentación de
proyectos para ciencia, tecnología y educación. No es posible que seamos
indiferentes a tantas necesidades en las instituciones educativas e ignoremos
que su solución puede encontrarse en los recursos de regalías
. Me atrevo a expresar que los secretarios de
educación son culpables del abandono y deterioro de la infraestructura de
nuestras instituciones pues fueron incapaces de direccionar procesos de gestión
de recursos, acostumbrados como estaban simplemente a recibir dadivas del
gobierno nacional, olvidando que su principal misión y tarea era la obtención
de los millonarios recursos provenientes de regalías.  Esta “conectividad”  nos permitirá una verdadera revolución
educativa, científica y tecnológica en nuestro municipio.
Por supuesto que existen otras miradas y que
lo expuesto no es la totalidad del panorama. Pero considero que si en los próximos cuatro años se avanza en uno o en
todos los factores planteados habremos avanzado significativamente en educación
en nuestro municipio. Es cuestión de voluntad política y administrativa y
esperamos que el próximo secretario de educación municipal surja de las
academias y no de las toldas políticas pues gracias a ese último factor nuestra
educación es lo que es para vergüenza propia y nacional. O cambiamos en
educación y transformamos las prácticas
educativas o nos sumimos en la más oscura de las noches, eclipsadas por las
viejas prácticas pedagógicas que ya nada les dicen o les plantean a las nuevas
generaciones de pastenses
.
Este es un espacio de opinión destinado a
columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas
pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a
este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición
de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *