Sacerdote saneó cuentas de la parroquia

El padre Emiro Libardo Enríquez logró sanear
las cuentas de la parroquia Nuestra Señora del Rosario de Sandoná
en la
presente semana gracias a la colaboración de la comunidad católica.

El sacerdote explicó que la última cuenta que
tenía pendiente, luego de realizar una conciliación, fue con el señor Omar
Andrade quien prestaba los servicios de cuidador del cementerio central, oficio
conocido de tiempo atrás como “panteonero”, a quien se le canceló la suma de 9
millones 500 mil pesos
.
El arreglo se logró luego que los familiares
de Andrade reclamaron la liquidación del trabajador, para lo cual se buscó el
acompañamiento y asesoría del anterior personero Andrés Chamorro Rodríguez y de
la actual personera Diana Marcela Montero Jurado quienes prestaron todos sus
conocimientos jurídicos para llegar al acuerdo.
El padre reconoció y agradeció la colaboración
de las familias sandoneñas que en las diferentes eucaristías realizaron los
aportes para llegar a este último arreglo económico que incluso fue sugerido
por el instituto departamental de salud
teniendo en cuenta que el trabajador
tiene una edad avanzada y no era conveniente que continuara con estas labores.

Recordó que el año anterior canceló la suma de 10
millones de pesos a todas las personas que estuvieron vinculadas con la
parroquia mediante algún tipo de contrato, entre ellos a la señora Lucía Cerón
a quien se le canceló la suma de 3 millones 500 mil pesos
, de igual manera a
través de la conciliación de los abogados de las dos partes.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.