Sandoná o el dulce camino de los ingenios

“Sandoná o el dulce camino de los ingenios” es
una crónica que aparece en la Revista Volar de la empresa Satena en edición No.
58
y hace parte de un artículo dedicado a Nariño titulado “Caminos cruzados por
la historia”.

En la crónica dedicada a Sandoná se destaca al
Cristo tallado en madera por el maestro Alfonso Zambrano Payán, que tiene 5.75
metros de altura
. De igual manera menciona a las tejedoras de paja toquilla con
la cual fabrican sombreros, bolsos y una gran cantidad de artículos.
Este es el texto de la crónica dedicada a
Sandoná, escrita por el periodista Gustavo Giraldo G.

Asentada a los pies del cono volcánico del
Galeras, en la cuenca del río Guaitara, se ubica Sandoná. Está en la ruta de
los ingenios o trapiches donde se muele la caña para producir la panela
,
producto insignia de la región desde los tiempos de la colonia.

En lengua quechua, Sandoná significa Flor de
montaña “una pequeña poesía, en un ritmo espiritual y amoroso”, según Libardo
Suárez, historiador y gestor cultural local.
Sobre el altar de la iglesia gótica de Nuestra
Señora del Rosario cuelga el impresionante Cristo tallado por el Maestro
Alfonso Zambrano, considerado como el Crucificado esculpido en madera más
grande del mundo (5.75 metros de altura)
.

Sandoná también es la tierra de las famosas e
inigualables tejedoras de paja toquilla
, fibra de iraca o jipijapa, con las que
se fabrican los renombrados sobreros Panamá, bolsos, artesanías e infinidad de
artículos prácticos o decorativos.

Imágenes

María Florentina Ponce, su hija Nury Chamorro
y su nieta Lina Fernanda Rosero: 
Tres generaciones de magnifícas tejedoras de
paja toquilla 
en el corregimiento de San Bernardo, Sandoná.

La artesana Cruz del Carmen Fuertes desde hace
40 años está al frente 
de su almacén Artes Típicas Sandoná.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *