Seamos inquebrantables

Visión de mujer
Por Elsy Melo Maya
[email protected]

Al terminar un año tan difícil como el 2020, en el que tantos colombianos, unos más que otros, aportaron una gran dosis de dolor, tristeza, angustia y desesperanza y en el que la crisis se reflejó en muchos sentidos, pero con la certeza absoluta de que debemos continuar pensando y actuando en positivo, hoy comparto con ustedes algunos mensajes de Daniel Habif, de su libro Inquebrantables:

“Que no nos quebremos no significa que no nos caigamos, y menos aún que no nos duela. No existen personas exitosas que no provengan del fracaso… antes de reinar comerás polvo. Antes de que te paguen mucho, tendrás que hacer mucho más de lo que te pagan por menos de lo que valen tus talentos. Antes de vender tu arte, serás vendido por tus amigos. Antes de amar serás traicionado. Antes de recibir un beso, recibirás un puñal en el pecho. Antes de ser oasis serás un desierto. Antes de ser trueno, serás solo lluvia, y antes de sentirte vivo, te sentirás muerto…”.

“El reto no es evitar el fracaso, el reto es levantarte. Los verdaderos exitosos no claudican, no se dan tregua; el fracaso no existe, lo que existe es la idea de sentirse fracasado, ese sentimiento se instala en tu mente solo cuando tú se lo permites. Es por ello que yo no le llamo fracaso, si no inventario de experiencias. Está permitido equivocarse, pero no repitas tus errores, levántate, despójate del miedo, no dudes, no te dobles ante el rechazo. No intentes complacer a todo el mundo; si solo quieres complacer a los demás te estás rechazando a ti. El temor al fracaso, es uno de los peores miedos que existen, porque nos impide recibir la plétora de dichas que una caída nos puede ofrecer. Levántate, deja de vivir en el mañana, ese lugar que asesina tus sueños. El mañana solo se alcanza si haces las cosas hoy…”.

“Una mala actitud en los éxitos es el peor de los fracasos, pero una buena actitud en los fracasos es el mayor de los éxitos. Tener esperanza es el resultado de tener un propósito. Activa esa esperanza, saca la espada, retoma la actitud de pelea, sé valiente… aférrate con acento, aférrate a la vida y a la fe, mañana el sol saldrá esplendoroso o es posible que salga detrás de las nubes, pero te aseguro que saldrá… Solo pueden ser persistentes quienes se aman a sí mismos, y el amor propio se refleja en esa constancia”.

Mis mejores deseos por un 2021 lleno de esperanza, de bienestar, de reconciliación, lleno de logros y bendiciones y nunca olvidemos que “el miedo no se vence, se usa para vencer”.

28 de diciembre de 2020

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por la página Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *