Tiempo de navidad

El Despertador del Sur
Por Jorge Arturo Bravo
despertadordelsur@hotmail.com

Desde el pasado 16 de diciembre todos los cristianos católicos o no, respiramos ya los aires de Navidad, estamos a viviendo la época más bella del año, qué mejor oportunidad para que todos, creyentes o no, aunemos los mejores deseos para que en el mundo entero, en Colombia y en particular en esta nuestra amada región nariñense, en Pasto, especialmente, reine la paz y la concordia.
Que en esta Navidad, depongamos y dejemos en la vera del camino, entre los zarzales polvorientos, esas actitudes negativas, actitudes de arrogancia, de prepotencia, de indiferencia, esas que en nada contribuyen a conseguir la Paz que todos los colombianos, sin distinción alguna, anhelamos y demos paso, sin egoísmos, sin rencores, sin esperar nada a cambio, a la generosidad, a la concordia, a la armonía, a la Paz, esa paz, que debe empezar a reinar en el interior de nosotros mismos, en nuestro corazón y desde allí, irradiarla a los demás, a todos quienes conforman nuestra familia, nuestro hogar, al vecino, al amigo, al compañero, en fin, a todos.
Que al rededor del pesebre, pidamos porque al fin empiece a reinar la paz en todos los hogares colombianos; que nuestras manos se extiendan hacia el servicio a los demás, que la generosidad de nuestro corazón no se haga esperar para ver sonreír a todos los niños de Pasto, de Nariño y de Colombia.
DOS HECHOS AL MARGEN: Uno: recordar que hoy, hace dos años, el 22 de diciembre 2020, partió a los confines de la eternidad “el último juglar de la Ronda Lirica”, Hipólito Jojoa el inconfundible violinista que hizo grande a la Ronda Lírica al lado de la maravillosa voz de Bolívar Meza y que tan en alto pusieron el nombre de Pasto y de Nariño
Dos: Lamentar que el alcalde de Pasto, Veterinario Germán Chamorro de La Rosa, no tuvo los suficientes pantalones para decretar la no circulación de motos en este tiempo de Navidad, y darle a los patones mayor seguridad para caminar con cierta tranquilidad la que no brinda la circulación de motos, cuyos conductores no respetan ni siquiera los andenes,

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por la página Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *