Actores municipales analizaron las tensiones del territorio sandoneño

Las tensiones
del territorio sandoneño se analizaron en la quinta sesión de la Plataforma
multiactor municipal
que se desarrolló en las instalaciones de la Unidad
municipal de asistencia técnica agropecuaria – Umata.

La trabajadora
social Ivonne Montaña de la Fundación Suyusama manifestó que las tensiones
permiten comprender cómo las situaciones presentes en el territorio se derivan
de un juego de relaciones que se encadenan entre sí.
Según Gonzáles
y Rubiano (2009) una tensión se define como “el conjunto de presiones
provenientes de una o varias dimensiones del desarrollo
, que actúan en
diferentes direcciones, generando cierto grado de estrés gracias al cual se
mantienen o transforman las dinámicas demográficas, ambientales, sociales y/o
económicas”.
Para
identificar tensiones en los territorios se debe tener en cuenta: 1. Eventos
relevantes para el ordenamiento territorial.
2. Los elementos generadores de la
tensión. 3. Los elementos que refuerzan la tensión. 4. Los elementos que
liberan la tensión. 5. Las implicaciones de la tensión.
En seguida los
asistentes analizaron la tensión relacionada con la deforestación por expansión
de ganadería extensiva en las veredas altas del municipio de Sandoná: Alto
Ingenio, Alto Jiménez, Santa Rosa Centro, Alto Santa Rosa y Santa Bárbara
y
comentaron que esta situación se viene presentando desde hace aproximadamente
50 años, con la pérdida de unas 1.000 hectáreas de bosque y/o montaña.
Entre los
generadores de la tensión están los económicos, porque los campesinos
recurrieron a la tala de bosques para tener unos ingresos y de otro lado los culturales,
porque utilizaban leña para cocinar los alimentos.
Entre los reforzadores
expresaron que está la falta de tecnologías y conocimientos para minimizar el
impacto; se ha afectado la fauna y la flora, con la extinción de varias
especies de plantas y animales; la falta de proyectos productivos alternativos;
la tenencia de la tierra está en manos de personas que no habitan estas
veredas; pérdida de confianza en la institucionalidad en las iniciativas de
pago por servicios ambientales.
Entre los
liberadores de la tensión mencionaron la creación del Comité municipal
ambiental, la formulación del Plan de manejo y ordenamiento dela cuenca del río
Ingenio y la declaración de zonas protegidas en sectores estratégicos que
pasara a discusión del Concejo Municipal.
Finalmente
analizaron las implicaciones, entre las cuales expresaron que el cultivo de la
caña panelera, depende en gran medida de la provisión de agua que se ve
afectada por la deforestación y de igual manera genera erosión, provocando
amenazas y riesgo de deslizamiento.
Posteriormente
entre los asistentes se dedicaron a analizar la tensión relacionada con la ampliación
acelerada del monocultivo de caña panelera en los corregimientos San Miguel,
Roma Chávez, San Bernardo y Bolívar
, ubicados en la zona occidental del
municipio, que se viene presentando hace aproximadamente 30 o 40 años,
generando contaminación de fuentes hídricas y suelos por uso de fungicidas y
expansión de frontera agrícola en ecosistemas estratégicos.
Entre los
generadores: pocas alternativas económicas viables; la facilidad de su
producción en relación con otros cultivos, y la inversión inicial accesible
dificulta la sustitución por otro tipo de cultivos.
Reforzadores: no
permite intercalar otros cultivos; se han llevado iniciativas para restaurar
los suelos pero las personas presentan resistencia y falta de interés, porque
predomina el interés económico; quema de zocas como factor cultural en
prácticas agrícolas; las personas se oponen a realizar estudios de suelos.
Liberador: presencia
de una oficina de Fedepanela en esta localidad; auge y aceptación en el mercado
de alimentos orgánicos; se han realizado asistencias técnicas gestionadas con
el Ministerio de Agricultura; la Fundación Suyusama cuenta con laboratorios y
la administración municipal ha comprado y desarrollado espacios para
implementarlos; se cuenta con entidades que certifican alimentos orgánicos.
Implicaciones: el
monocultivo de caña panelera facilita erosión, alto consumo de agua, incendios,
aumento de plagas al propagarse con facilidad en el monocultivo; las grandes
extensiones de cultivos no generan soberanía ni seguridad alimentaria; Sandoná
dejó de ser despensa de alimentos; pérdida de flora y fauna y biodiversidad,
especialmente de abejas y abejorros; desestimulación de población joven para
dedicarse a actividades rurales
Entre las alternativas
de solución: reglamentar la exigibilidad de suelos protegidos para los
productores de caña, cobro de pequeñas tasas o impuestos – formas de comercializar
y promocionar productos; utilización y subutilización del suelo como elemento
clave para el Ordenamiento Territorial; trabajo de la comunidad del
corregimiento Bolívar con 35 familias dedicadas a las huertas caseras
; escuelas
permanentes y encuentros de semillas; mercados campesinos e intercambio;
iniciar el proceso para declarar el municipio libre de semillas transgénicas.

La quinta sesión de la plataforma multiactor municipal se desarrolló en el marco del Programa de gobernanza territorial con sentido público, en la cual estuvo presente el alcalde de Sandoná Byron Zambrano Rosas.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *