Aviones y aeropuertos

Por Manuel Erazo Cabrera
Ismael Botina popular maestro Buchón, en su
vida, nunca ha subido a un avión, por tres sencillas razones: no tiene plata,
porque viajar en avión es más caro que pagar impuestos; segundo porque le
marean las alturas, y tercero,  gracias a
su bicicleta Monark, viaja hasta la quinta porra, sin que nadie lo joda
. Sin
embargo, tiene historias de aviones y aeropuertos que las quiere recordar.

Cuando visitó por primera vez – ya como
Presidente- el Jefe Uribe a Ipiales, nos echó el cuento que ordenaría de
inmediato, la construcción de la nueva pista del aeropuerto “San Luis”- de esto
ya han pasado doce años
– en aquella oportunidad, en tono paisa,
dijo…”muchachos, estos es pan comido, en menos de un año, Ipiales tendrá un
aeropuerto internacional, y desde aquí exportaremos lechugas, papa, ocas, yucas
a todo el mundo…tranquilos muchachos”.
Cierto, comenzaron los trabajos de ampliación
de la pista  a la topa tolondra, no hubo
planeación, tanto así que no tuvieron en cuenta tres  detalles: se olvidaron que la obra requería
de licencia ambiental; que había necesidad de adelantar consultas previas con
las comunidades indígenas
; y  otro
detalle, que en medio de la nueva pista están instaladas unas torres que distribuyen energía al Ecuador.
Con tal de complacer al Presidente Uribe,
arrancaron las obras y después de doce años, se trata de corregir los errores.
La semana pasada al Raúl- gobernador- le tocó adelantar a marchas forzadas la
consulta interna con las comunidades indígenas, para que permitan la ampliación
de la pista
. Los indígenas ni cortos ni perezosos le sacaron la friolera de dos
mil millones de pesos. Esta es apenas una primera consulta, falta ahora la
consulta sobre el traslado de las torres de energía que la deberá hacer la
Aérocivil. Si no se hace esta consulta se pierden los recursos. ¡Qué tal!,
después de doce años…por Dios.
Hablando de aviones, el alcalde de Pasto, que
es un hombre soñador y locuaz, se le atraviesan ideas en su  juvenil cabecita y las anuncia a los cuatro
vientos. En su campaña nos invitó a derrumbar un muro, significando con eso que
era el primer paso para construir un nuevo aeropuerto para Pasto. Luego, se le
antojó la idea de hacer “una vaca” para comprar entre los pastusos un avión,
para viajar solo pastusos y la línea se llamaría “Aéreo-cuy”
; ahora saca la
idea de cobrar  $ 500, por cada galón de
gasolina, para parchar huecos. ¿Con qué idea saldrá mañana?
Al aeropuerto de Pasto, le instalaron unos
equipos para  aterrizar por la noche. Los
bombillos se dañaron por falta de uso, no ha habido el primer servicio
nocturno
. ¡Qué chévere!.
Pero hay dos aeropuertos nuevos: uno es el
Pasaje Corazón de Jesús y otro en la Plaza del Carnaval. Si pasa a eso de las
cinco de la tarde, siente que se eleva, se camina entre nubes, por la cantidad
de marihuana que se consume en esos lados. Eso es lo  mejor tiene nuestra ciudad.
Domingo 20 de octubre de 2013

Este es un espacio de opinión destinado a
columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas
pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a
este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición
de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.