Casabuy: un paraíso por rescatar

Por Pablo
Emilio Obando
Desde la ciudad
de Medellín, en un encuentro con los jóvenes por la paz, expresaba ese viejo
raro y extraño que es Pepe Mujica, exguerrillero y expresidente uruguayo, que
es más fácil hacer un ingeniero que formar un campesino
. Y no hay verdad más
grande pues a un profesional se lo puede formar y hacer en una universidad,
pero a un campesino difícilmente se lo puede hacer en las aulas.

El campesino
tiene una importancia que los colombianos no hemos querido darle y lo hemos
dejado solo en su intento de dar de comer al pueblo colombiano. Si existe inequidad, si la injusticia se hace
palpable es, justamente, en el campo colombiano, en el arado y en las manos de
esos sencillos seres que cada día construyen patria con su azadón y su amor por la tierra y su gente
. “El
campesino está atado por su historia y su sentimiento, es el gran constructor
de comida…”, y Paz.
Y en la nueva
Colombia que estamos tratando de construir en el requisito indispensable de la
Paz nos corresponde a los colombianos mirar al campo y al campesino. Nuestra comida no debe venir del mar en
grandes buques o cargueros, nos debe llegar de las manos del campesino
, de esas
proximidades del campo que hemos visto con desdén y, muchas veces, con
indiferencia o inconciencia existencial.
Rubert Paz, Álvaro Gómez y José Gómez
Pero para que
hagamos realidad estos postulados de justicia, igualdad y equidad necesitamos
que nuestros gobernantes apoyen efectivamente las iniciativas campesinas.
Colaborar eficazmente en la construcción de carreteras que le permitan al
campesino comerciar sus productos y vivir de ellos en justicia económica y
social
. No se debe ahorrar esfuerzo en
llevar bienestar al campo, en promover estilos de vida que nos permitan
consumir nuestros productos agrícolas, fomentar en la práctica y en la realidad
el progreso, el bienestar y el desarrollo que nuestros campesinos requieren y
necesitan para hacer de su labor un acto de dignidad y de justicia.
Por eso nos ha
sorprendido gratamente la actividad comunitaria de un líder campesino del
corregimiento de Casabuy, en el departamento de Nariño, que armado de su valor,
de su coraje y de su deseo de cambiar y mejorar las condiciones de vida de su
gente, se ha atrevido a tocar todas las puertas posibles en su ánimo de
permitir mejores condiciones de vida a toda su gente sin  excepción alguna
, independientemente si son
liberales o conservadores, de izquierda o derecha, mediante la recuperación de
ocho kilómetros de la carretera que se encuentra en condiciones deplorables y
lamentables.
Haciendo un
llamado a su gente, organizándola y soportando muchas veces indiferencias o
malquerencias, el líder campesino Álvaro Zambrano, se ha propuesto tocar el
corazón de nuestros gobernantes para llevar dignidad a su gente y a su
territorio
.  Afortunadamente ha
encontrado eco en la gobernación de Nariño y en líderes como el ingeniero y
exalcalde de Chachagui Arnulfo Pinta o el dirigente comunitario José Gómez que
uniendo esfuerzos y voluntades se han propuesto la recuperación y mejoramiento
de los ocho kilómetros de una carretera que permita la comercialización de los
productos del campo y una mejor comunicación con la capital de su departamento.
Gracias a la
gobernación de Nariño, al banco de maquinaria de esta gobernación, que les han
facilitado maquinaria y operarios se ha iniciado la noble tarea de mejorar las
condiciones de esta vía
. Por supuesto que se puede hacer más, que se debe hacer
más por parte de nuestros gobernantes y hacer de regiones como Casabuy lugares
de paz y reconciliación mediante el mejoramiento de la infraestructura vial.
Nos queda
agradecer a estos líderes campesinos por motivarnos a pensar que una nueva
Colombia es posible, por hacernos ver en sus manos ese deseo perenne de hacer y
construir Paz. Felicitaciones a estos
sencillos seres que han superado fanatismos políticos y ofrendan su vida para
llevar progreso, bienestar y progreso a su gente sin distingo alguno
.
Este es un espacio de opinión destinado a
columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas
pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a
este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición
de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.