Celebración por la nueva plaza

Por Diego Chávez
Antropólogo
Profesional en Investigación territorial
Han pasado algunos días desde la finalización del carnaval,
y más, desde la inauguración con bombos, platillos y luces de la nueva
“plaza-parque” (si es que el término existiese) que fue nombrada como el
“Orgullo Sandoneño”, “la sala de presentación del pueblo”, “el lugar de
encuentro”, etc
. Y aun me estoy preguntando sobre la necesidad de esta nueva
estructura urbanística en el marco de la comunidad sandoneña. Pero no he de
ponerme a debatir sobre su construcción, estilo y forma, pues no tengo mucho
conocimiento sobre el tema, ojala y nuestros profesionales de arquitectura,
construcción y diseño nos puedan ayudar un poco. Sobre lo que sí quiero hablar,
es de algunas lecturas realizadas sobre la apropiación y empoderamiento de las
gentes en el nuevo espacio
.
Iniciaré por aludir a la necesidad inmediata de educarnos
unos a otros en el tema de manejo de basuras en un espacio abierto
, pero ¿cómo
es posible educar cuando no existen materiales para hacerlo?, lo digo porque en
una construcción cualquiera, lo primero que se ubica es el lugar de deposición
de basuras y escombros; en realidad no podría argumentar si lo hicieron durante
el proceso de construcción, pero si puedo recordar que desde su apertura
nuestra nueva edificación no contaba con canecas, bolsas, tarros, costales o
sitio alguno para tirar las basuras, de ahí que el mismo día de la inauguración
el piso del parque se haya convertido en el mejor lugar para botar los empaques
de mecatos, chuzos y botellas de todo tipo, además de las colillas de cigarro de
las que también mea culpa. Finalmente, esa sala de recepción de la que tanto
hablan estaba sucia y mal presentada para la cantidad de turistas que llegan a
nuestro pueblo y más para los propios lugareños
; y eso que estaba recién
estrenadita.
Ojala para los próximos meses, surja algún movimiento que se
encargue de la limpieza del parque
, “…recuerdo tanto aquella asociación de
venteros de rifas que antes de salir a vender sus boletas pasaban barriendo las
calles y el parque, solo con el ánimo de ganarle la clientela a la chinita
millonaria que únicamente vendía…” , o que por lo menos existan canecas donde
se pueda tirar la basura de lo que se consume en el parque, pues conté 4 de
ellas en un área igual o mayor a la de un estadio con capacidad de 20.000 personas.
Luego de los materiales vendrá el proceso de educación entre todos…
Escuché entrometido en una conversación, que “lo único malo
del nuevo parque es que ahora ya no se puede mear tan fácil como antes, pues
mocharon muchos árboles en donde uno se escondía”
, no recuerdo quien lo dijo,
pero es más sorprendente la respuesta del compañero “pues ahora como no hay a
donde ir, toca pegarse la caminada hasta la iglesia, allá no lo ven y
relajado”
. Se puede deducir que lo único que ha sido nombrado en Sandoná como
patrimonio material e histórico de la nación, y de lo que todos los sandoneños
nos sentimos orgullosos por mostrar en fotos, se ha convertido en el orinal
municipal; para los que no han entendido estoy hablando de Nuestro querido
Templo
. Me pregunto ¿será que las autoridades saben que por ley, cualquier
persona que ejecute actividades dañinas contra cualquier edificio Patrimonial y
cultural deberá pagar una multa mayor a 5 salarios mínimos o en su defecto
pagar con Cárcel? o ¿creerán ellos que la urea sirve de abono para las piedras
de la iglesia y por eso no hacen nada contra este mal? -Dejo esta inquietud
para que ellos respondan-.
Y así prosigo argumentando que nuestro nuevo parque también
debe contar con los suficientes orinales públicos y gratuitos
para dar a vasto
a los más de 25.000 habitantes que utilizan esta plaza, pues ya está claro que
aunque valga $200 la entrada a aquella caseta verde, no se utiliza porque es
mejor ir a mear a la iglesia, más, si los sitios comerciales no dan permiso ni
para sentarse en el andén. Es necesario señores de la comunidad aprender a ir
al baño, y que las autoridades corrijan los comportamientos de aquella gente
que no sabe hacerlo, educación más educación para todos, y si aun así no
aprenden pues cabe recordar que “la letra con sangre entra”.
En algún momento veía que un grupo de policías rondaba el
parque tratando de poner orden en esta nueva estructura, sin embargo veía como
dos o tres jóvenes motorizados tenía parqueada su vehículo en pleno centro
mientras que el grupo de policías se quedaban a lo lejos y caminaban con
lentitud como para dar tiempo a los infractores de reaccionar,  finalmente no hicieron nada. Durante la
temporada de vacaciones escuché mucho sobre este problema, por lo que llegué a
preguntar sobre las rampas para discapacitados; la respuesta fue que además de
eso servían para poder entrar las carrosas y los camiones con el sonido hasta
el lugar central donde se instalan. Claro que es una buena y magnífica idea,
pero ¿hasta dónde los motorizados y las autoridades han entendido que el parque
no es una vía ni un parqueadero de motos?
Nuevamente me atreveré a decir que
falta apropiación y empoderamiento, y que para eso el proceso cultural se debe
poner en alerta, pues lo que nos falta es cultura y educación, ojala y los
nuevos gestores culturales nombrados se atrevan a empezar con este trabajo.
Se me olvidaba otra pequeña cosa sobre el tema de las
rampas. La gran plaza central se veía más grande y enaltecida con su tarima y
sonido en pleno corazón, claro, los espacios que posee el lugar daban abasto
para la primera prueba de calidad, el Carnaval de negros y blancos de Sandoná.
Del 28 de diciembre no tengo nada que decir, era muy bonito ver las batallas de
agua, la guerra entre galladas y el eterno enfrentamiento entre los de Naranjal
y Belén, lástima que acabadas las bombas se tiraron puños y hasta piedra,
perdieron los estribos y dieron una muy mala vista al carnaval del agua
. Así
llegaría el 31 de diciembre con su tradicional desfile de años viejos, que por
cierto ha perdido todo el concepto de lo que es el “desfile de años viejos”
cuya finalidad, siempre ha sido recordar y conmemorar los eventos, actores y
anécdotas que se dieron en el año a terminar
. Todos estuvimos muy bien portados
y sentaditos en la plaza central esperando a que las carrosas utilicen las
famosas ramplas y posicionen el nombre de “PLAZA_PARQUE” con su utilidad, pero
que sorpresa cuando ninguna de ellas fue capaz de entrar, sino que pasaron por
el lugar de siempre.
Lo anecdótico del evento es que la famosa transmisión del
desfile por la amplificación de la tarima, se tuvo que
realizar con un micrófono inalámbrico que no permitía movimiento de cabeza pues
se quedaba sin señal, se veía al Ing. Miguel Córdoba bailar por todo lado
intentando describir los motivos con unos –ta…ra…mi…de…lo…se…-.
Ojala la nueva administración pueda meter mano a la nueva
estructura y le dé el significado y utilidad
para lo que fue creada, que la
junta de carnavales también ponga sus ideas pues precisamente es una plaza para
que todos se puedan sentar, pero sobre todo para que los eventos culturales
tengan el espacio suficiente.
Del mismo modo sucedió el 4, 5 y 6 de enero, donde todos
disfrutaron, no en la plaza pero sí en la vía frente a la alcaldía, nuevamente
mostrando que ella fue inútil
, no por su forma sino por su uso, empoderamiento
y utilidad.
El 7 de enero cambio la perspectiva, ¡O sorpresa! El parque
estaba lleno de personas esperando la llegada del hombre soltero (El cantante
Rivera), pero estaba lleno y copado en las jardineras que fueron pisadas y
maltratadas, ensuciadas y totalmente deterioradas, lo que no nos cuesta lo
hacemos fiesta
y para ver a Johnny Rivera importó muy poco la jardinera.

Por ahora no me queda más que concluir con una pequeña sugerencia para
la administración: “para que se le pueda dar una excelente utilidad y la gente
entienda el lugar que tienen, se deben empoderar de él, no con fiesta y trago,
ni con juego y pan, sino con cultura, procesos educativos, muestras de cine, de
danza, de música, de teatro, de fotografía, de tradición, entre otras cosas
,
sólo así se entenderá que el nuevo centro no es el bebedero municipal sino el
lugar de cultura por excelencia”.

Author: Miguel Cordoba

1 thought on “Celebración por la nueva plaza

  1. buenas tardes:
    Me parecen interesantes las inquietudes del señor Diego Chavez, en muchas cosas tiene razón, esta clase de aportes deben tenerse en cuenta para el futuro, nuestro parque es digno de valorarse, ademàs como nuestra basílica es grande a diferencia de otros municipios de nuestro departamento, ello es la muestra de la magnitud de nuestros pensamientos.
    A nuestra comunidad le hace falta las herramientas para crecer culturalmente y es justamente la cultura lo que engrancede los pueblos y desafortunadamente es subvalorada, espero de corazón, que nuestro gobernante fije su mirada y atención a este componente fundamental, estoy segura que lo hará, pues por experiencia y por tener la grata oportunidad de compartir con nuestro alcalde sé que aspectos que antes han sido obviados, se atenderàn en pos de crecer como pueblo. Desde San Juan de Pasto, trabajaré por aportarle a mi comunidad, ya visitaré mi pueblo con ideas para seguir mejorando. Retomando el tema de nuestro tradicional sitio de encuentro " nuestro parque" que extrañabamos, debe convertirse en un gran escenario para la cultura y la recreación, que tanto le hace falta a Sandoná, pues nuestra juventud se está perdiendo por falta de estos espacios y no por lo físico, el sitio está y siempre ha estado y hoy mejor que antes, necesitamos muchas iniciativas y aportes, ¡construyan… no destruyan!.

    Ingeniero Miguel, gracias por abrir estos espacios de comunicación y convivencia. Admiro su labor.

    Un saludo especial.
    SILVANA CORNEJO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *