‘Clubes espirituales’

Por Iván Antonio Jurado Cortés
Una de las complejidades que interviene en la vida del ser
humano es el entendimiento de la mente, en este orden, la fe de un individuo es
el pensamiento enclavado profundamente en la psiquis
, permitiendo identificarse
y definirse como tal, refrendando una huella mental ante sus semejantes. La fe
es la fuerza de convicción de una persona en pro de afianzar o lograr un
objetivo ya sea espiritual, laboral, medicinal, en fin, cualquier acción que se
sobreponga a la normalidad.

La fe es el sentimiento especial producto de la función
cerebral, exclusivamente personal. El pensamiento del hombre es indescifrable y
lo seguirá siendo a través del tiempo, no se toca ni se mira, solo lo siente
quien lo porta. La fe significa seguridad o aseveración de que algo se dará.
Esta figura inmaterial va de la mano del pensamiento individual, inevitable en
la toma dedecisiones.
El asesino tiene fe de lograr a su víctima, el médico hace
lo mismo con su paciente, el jefe o empleado asegura que cada vez le irá mejor,
el cura con sus feligreses, y así por el estilo; la fe es innata a la
imaginación. Sin embargo, y como ley homínida, a todo se le debe sacar
provecho, y la fe no es la excepción, de ahí que este extracto mental sea la
mejor herramienta para aglutinar y en algunos casos exprimir especialmente a
las masas populares
. Aunque toda actividad inmiscuye ala fe, ésta se ha hecho
estrictamente sustancial y notoria en los procederes religiosos, exaltada en
las congregaciones espirituales de todo el planeta.
El mundo occidental a diferencia de las creencias
orientales, cada vez experimenta nuevas organizaciones en torno a la
fe; desafortunadamente muchas de las mal llamadas iglesias simplemente
son‘clubes espirituales’ con estructura financiera definida, utilizando como
pantomima una divinidad, realmente creada y sentida en la mente del inocente
creyente, más no en quienes la dirigen, ya que es su instrumento de trabajo
.
La población latinoamericana en un 90% es de tendencia
cristiana, representada en diferentes agrupaciones o iglesias unidas en la ‘fe
de Jesucristo’. Solo que esta devoción en muchas ocasiones es extirpada gracias
a la habilidad de ciertos personajes de actitud sombría que dedican su vida
descifrando formulas técnicas, psicológicas y espirituales para explotar el pensamiento
de los demás, entre ellos pastores, guías espirituales, sacerdotes y otros, que
le apuestan a la trascendencia de la vida después de la muerte
. En Colombia
existen decenas de congregaciones, todas concluyen en manifestar bienestar
espiritual y social.
La espiritualidad es un principio sagrado que cada individuo
posee, necesario para la integridad del humano; no significando que la persona
deba estar forzada al subyugamiento de manías inescrupulosas dirigidas por
“pícaros”, que solo buscan aprovecharse del principio de la buena fe, para
saciar sus ambiciones y concretar aspiraciones religiosas perturbando millones
de mentes
, alineándolas alrededor de un cántico celestial y un beneficio
espiritual para disfrutarlo en el ‘más allá’, sin importar el sentir y la
necesidad del cuerpo mortal.
Caso concreto lo ocurrido meses atrás con el pastor
cristiano Álvaro Gámez Torres miembro de la “Iglesia Salem”, quien dejó al
descubierto el sadismo y la maldad de cientos de guías, pastores y sacerdotes
que por miles de años se han camuflado bajo una sotana o una envestidura
impecable, para hacer alarde de perfección, honestidad, humildad y servicio a
los más necesitados
.
Pero la gota que rebosó la copa fue el escandaloso
comportamiento de una de las dueñas de la sociedad ‘Iglesia de Dios
Ministerial’, María Luisa Piraquive, quien inescrupulosamente manifestó
desavenencia por sus filiales con limitancia física
, argumentando que Dios
prohíbe predicar la palabra a personas con alguna discapacidad corporal.
Con esto queda demostrado que este tipo de sociedades
eclesiásticas o mejor llamadas ‘clubes espirituales’ no son más que sectas
netamente financistas, amparadas en la bondad e ingenuidad de miles de
creyentes
.
Varios estudios concluyen que más del 50% de las personas
dedicadas al servicio ‘divino’, están enmarcados en la dinámica de ambición
personal, deseos manifiestos y saciedad por gustos ostentosos.
Hoy en día estos ‘clubes espirituales’ se tornan como
agrupaciones selectas, dando a entender que para pertenecer a este gremio
necesariamente hay que cumplir con algunos requisitos, como posición
socio-económica y por supuesto académica. El interés es monetario y de alguna
manera político.
En conclusión, los negocios exitosos están en restaurantes y
congregaciones eclesiásticas, debido que se han vuelto indispensables en la
alimentación corporal y del alma
.
Domingo, enero 19 de 2014

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas,
blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen
exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por
el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este
medio digital.

Author: Miguel Cordoba

1 thought on “‘Clubes espirituales’

  1. Que buen aporte ojala todos los creyentes leyeran este análisis, mas claro no puede decirse llamense papas, obispos, sacerdotes (sa- cerdo-tes)y pastores todos juegan con la fe del cristiano pero Dios es justo y amoroso y a cada uno de estos vividores y corruptos los ha avergonzado y les dará su merecido tanto la justicia humana y la divina llega, porque de Dios nadie se burla, y el tarde o temprano saca a la luz, ya que no hay nada oculto entre el cielo y la tierra. Lo siento por ese poco de bobos que idolatran a estos señores pastores etc. pero la palabra de Dios es clara y verdadera y dice "cuando el impío es prosperado es para ser destruido" y ya lo estamos viendo.

    [email protected] hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *