Comunidad parroquial despidió al presbítero Emiro Libardo Enríquez

La comunidad
parroquial de Sandoná despidió al presbítero Emiro Libardo Enríquez
este
domingo en la eucaristía de las 7 y 30 de la mañana, la cual fue concelebrada
conjuntamente con el sacerdote Ricardo Hidalgo.

En la homilía
el padre Hidalgo destacó el aporte del padre Emiro durante 6 años 10 meses de
permanencia al frente de la parroquia Nuestra Señora del Rosario
que comprende
las veredas de los corregimientos sandoneños Loma del Tambillo, Bolívar, San
Bernardo, Roma Chávez, San Miguel y las veredas del corregimiento consaqueño
del Guabo.
Antes de
concluir la eucaristía tomaron la palabra la profesora Ana Ruiz Cabrera, el
catequista Sergio Jurado, la profesora Rosalba Chávez, el comunicador Miguel
Córdoba, la señora Matilde Rojas y la profesora Odila del Carmen Mora, quienes
le agradecieron al religioso por liderar el proyecto de construcción de la casa
parroquial, el proyecto de mejoramiento de la basílica Nuestra Señora del
Rosario y del cementerio parroquial y de otro lado por su labor pastoral con
todas las familias que pertenecen a la parroquia
.
Así mismo le
desearon éxitos en su nueva etapa al frente de la parroquia del Carmen de la
ciudad de Pasto y que cuando lo estime conveniente regrese de visita a esta
comunidad.
El sacerdote
agradeció a toda la comunidad por su respaldo durante su permanencia al frente
de la parroquia, manifestó que trabajó articuladamente con los alcaldes Diego
Olegario Arcos, Camilo Gómez Montero y Byron Zambrano Rosas
, expresó que se
invirtieron más de 350 millones de pesos en los proyectos de infraestructura
recaudados en diferentes actividades comunitarias y al dar la bendición se le
quebró la voz.
El religioso en
medio de voces y abrazos de gratitud y de las melodías entonadas por el coro de la parroquia, salió por la nave central a través de una
improvisada “calle de honor” hasta el frente del templo parroquial
, en dónde acompañado de aplausos abordó
el vehículo que lo transportó hasta la capital nariñense en donde asumió como
nuevo párroco del Santuario Eucarístico del Carmen.
El padre Emiro
Libardo Enríquez se posesionó como párroco de Sandoná en noviembre de 2009
y 6
años y 10 meses después se despide de la comunidad que lo acogió y lo respaldó
en sus emprendimientos.
En los últimos meses
el religioso entendiendo la dificultad que atraviesa la comunidad compartió mensajes
ambientales relacionados con el trato más amigable de la naturaleza y de otro
lado ayudó a sensibilizar a la comunidad para evitar que las poblaciones
juvenil e infantil caigan en la drogadicción
.

Mientras asuma como párroco el presbítero José
Bernardo López, el sacerdote Ricardo Hidalgo queda como párroco encargado.

Este sábado
antes del mediodía el padre Emiro celebró la eucaristía en presencia del
alcalde Byron Zambrano Rosas y de los funcionarios de la administración municipal en la cual recomendó
continuar con los procesos sociales emprendidos
y estar pendiente de los
proyectos en los cuales esté involucrada la basílica Nuestra Señora del
Rosario, las capillas de las Lajas del Porvenir y del Salto, la gruta de
Nuestra Señora de Lourdes del barrio Belén y el cementerio parroquial.

Al finalizar el mandatario le hizo entrega de un diploma de reconocimiento al religioso.

Imágenes

Imágenes
Cortesía Juan Carlos Otaya

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.