Con mensajes de gratitud despidieron a docente sandoneño

La palabra gratitud fue la que más se expresó, de diferentes maneras, este lunes en la tarde en las honras fúnebres del profesor Eduardo Javier Erazo Chávez efectuadas en la Basílica Nuestra Señora del Rosario de Sandoná.

El sacerdote José Bernardo López fue el primero en destacar el aporte del profesor Lalo, como era conocido, por docentes, estudiantes y en general por la comunidad y al terminar la homilía, hizo lo propio su hermana Aracelly, con el aval del presbítero.

Estas fueron sus palabras:

“Amigos de las instituciones: Concentración de Desarrollo Rural de Consacá, Marcelo Miranda de Ipiales, Nuestra Señora de Fátima de Sandoná.

A tu familia: Socorro esposa, Javi, Marito hijos, Pedro hermano, cuñados, nueras, nietos y amigos:

Lalo tu partida tan inesperada deja un inmenso vacío en nuestra familia, vacío difícil de soportar. El cielo se regocija por tu llegada te harán un recibimiento con trompetas, timbales y platillos donde los ángeles bailaran de alegría al recibir tan maravilloso ser como lo eres tú.

Te vas…nos dejas muchas enseñanzas tu bondad, tu amor, tu lealtad, tu sinceridad, tu nobleza, tu compañerismo, eras un hombre verraco, que te le medías a todos los retos que la vida nos puso, fuiste sastre, don que lo heredaste de mi tío Nelson, fuiste cerrajero dura labor que la hiciste con excelencia, electricista, paisajista, poeta, artesano donde pintaste tus ideas y tus sueños con mucha creación.

Fuiste un artista en todos los sentidos de la palabra porque las cosas que hacías tenías que terminarlas bien y fuiste maestro una labor que la realizabas con mucho ahínco con mucho amor a esa tu profesión.

Dejas tus enseñanzas a todos esos jóvenes que necesitaban de ti, en la Concentración de Desarrollo Rural de Consacá en donde con cariño, sacrificio y trabajo hiciste que tus estudiantes sintieran amor por el campo, en especial la agricultura y el deseo de ser cada día mejores.

En la institución Marcelo Miranda te recordarán con gran cariño porque ayudaste a orientar a muchos alumnos que necesitaron de tu consejo y amor; ellos lloran tu partida porque no solo se fue un profesor sino un padre un consejero un amigo.

Tus nuevos alumnos del Colegio Nuestra Señora de Fátima que en tan solo un mes te llegaron a querer y que ahora lloran tu partida.

Enseñar fue tu gran virtud. Y amabas hacerlo dejaste una gran huella en todos los chicos y chicas que recibieron tus enseñanzas y ahora te recordarán por lo que aprendieron de ti. Muchos te recordaran por tus comentarios jocosos o por tu hermosa sonrisa. Eras un hombre intachable, correcto buen compañero, un amigo sincero y leal, alcahuete de tus hijos y ahora de tus nietos.

Los amaste con todo tu corazón y que decir de tu esposa Socorro tu compañera en este largo camino, el gran amor de tu vida la única la que hasta el último momento de tus días estuvo a tu lado la que te consentía hasta no poder. Tu Socorro tu amiga tu compañera tu confidente tu mujer la madre de tus hijos la que llorara tu ausencia la que te amará como algún día dijo el padre del Ingenio que se amen hasta que la muerte los separe ella te amara hasta más allá de ese punto que separa la vida de la muerte.

Verte con tus nietos era ver al niño que siempre hubo en ti con tus sobrinos; fuiste un gran apoyo también recibieron tus consejos y enseñas. Para ser hombres y mujeres de bien, ‘dc1 las cuales compartías con jocosidad y alegría.

Hablar contigo era un deleite todo lo que te preguntaba lo sabías para todo había una explicación y una razón de ser.

Agradezco a dios haberme dado un gran hermano como tú, como Pedro Antonio, guerreros del camino un camino duro de caminar pero juntos lo supimos enfrentar.

Te vas a un lugar donde solo hay felicidad, un lugar donde tú mereces estar, donde todos tenemos que llegar.

Mis dos abuelas Esther y Blanca junto con mi padre Guillermo te han de recibir con los brazos abiertos y eso me tranquiliza un poco, saber que vas a estar en buena compañía.

Lalo mi amado hermano pronto nos reuniremos prepárame el camino como tú lo sabias hacer, para volvernos a ver y me recibirás con los brazos abiertos y nuevamente me dirás Nena bienvenida a mi nuevo hogar…. Dios proveerá.

Te amo hermano.”

La eucaristía continúo y en el momento de la comunión participó el Trío Jovial de Consacá y antes de la bendición participaron en su orden la rectora de la IE Politécnico Marcelo Miranda de Ipiales, Ennar del Carmen Guevara Revelo, quien leyó una resolución de condolencia, en seguida la especialista Margarita Dorado, en representación de la IE Nuestra Señora de Fátima de Sandoná.

En seguida intervino la especialista Ruth Castillo Torres, en representación de la IE Concentración de Desarrollo Rural de Consacá.

“Buenas tardes.

Un saludo fraterno de parte del municipio de Consacá para el pueblo sandoneño.

A nombre de la Comunidad Educativa de la I.E.C.D.R. de Consacá, de mi familia Castillo Torres y del mío propio, una sentida condolencia a la familia Erazo Narváez , Erazo Chavez y demás familiares por la muerte del maestro Eduardo Javier Erazo Chavez.

Estamos aquí embargados de tristeza, y enfrentados a una dura pero única verdad; dar el adiós definitivo a una persona extraordinaria.

Lalo solo Dios sabe la pena que nos causa verte irte. Solo él conoce cuánto te hiciste querer en todas tus facetas de esposo amoroso, abuelo consentidor, padre consejero, amigo fiel, maestro humano. No es fácil para quienes te conocimos aceptar tu ausencia, pero nos sentimos impotentes a retenerte. Son los designios eternos.

Te vas amigo del alma; nos dejas el recuerdo lindo de tu amistad noble y virtuosa. Te vamos a extrañar un resto tenlo por seguro; lo bueno nunca se olvida.

Gracias por ser como fuiste. Por todo lo vivido, te quedaras aquí en cada en cada uno de nosotros; porque la mente bien tiene lo que el corazón bien guarda.

Pasamos juntos tantos bellos momentos, compartimos en las buenas y en las malas, pero es inevitable esta despedida. Dios así lo ha querido y sus designios son inquebrantables.

Hoy a pesar de los pesares, doy gracias al creador porque fuimos testigos de que te pulió como al oro en el crisol; allí en tu lecho de dolor; allí donde con la humildad que te caracterizó, confesaste tu gratitud al cielo por permitir ser tú y no uno de los tuyos quien padezca tales pruebas. Eso Lalo, es propio de valientes. Fuiste un guerrero en la batalla de la vida, venciste, sabes? Si… te la ganaste porque sin duda alguna, estás ya en el podio del cielo coronado con la gloria del rey Dios para quien todo vive.

Ya no estarás aquí para reír, para conversar, para saludar; ya nunca más pasarás por mi casa gritándome tu adiós eufórico; pero cada atardecer cuando decline el día, recibiré tu saludo, afianzaremos la amistad, y lo mejor; entenderé que libre de dolores y angustias descansas en la mansión eterna de ese paraíso que Dios tiene reservado para sus hijos buenos y que bien te supiste ganar.

Descansa en paz mi gran amigo.”

Y al final las palabras de agradecimiento de su hijo Javier, por todos los mensajes solidarios recibidos en estos días.

Los familiares y amigos cargaron el féretro desde la Basílica Nuestra Señora del Rosario hasta el cementerio Jardines de Paz en donde fue sepultado el profesor Lalo, en medio de las canciones del trío Jovial de Consacá y de las interpretaciones de Elio Germán Luna de Sandoná.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *