¿Cuál es nuestra tierra?

Spread the love

Por: Iván Antonio Jurado Cortés
iajurado@yahoo.com
Colombia es uno de los países sudamericanos
caracterizado por presentar un alto y preocupante nivel de pobreza. Existen
muchos factores que han desencadenado el atraso social en la población
colombiana, siendo el de mayor incidencia el modelo de gobierno existente,
donde prácticamente el enfoque del desarrollo lo miden de acuerdo al avance
económico que tienen los empresarios y poderosos del país
.

En ningún momento se tiene como referencia las
condiciones sociales, culturales y económicas del colombiano de “a pie”. Es
lamentable y deshonroso para el resto del mundo saber que en un país con una
extensión de 1.141.748 kilómetros cuadrados y 45 millones de habitantes, solo
el 0.06%, es decir 2.428 colombianos son los que poseen más de 44 millones de
hectáreas, equivalente al 53.5% de la tierra fértil
. Mientras que 1.3 millones
de compatriotas, que son el 35.8%, solo poseen alrededor de 345.000 hectáreas,
o sea, el 0.42% de la tierra apta para la explotación agropecuaria (Datos
IGAC).
Aunque se estima que el 70% de los colombianos
actualmente viven en las ciudades, no se puede pasar por alto el significativo
número de campesinos que derivan el sustento directamente de la producción de
la tierra
. Es más, ellos son los que abastecen a toda la población del país con
los productos básicos de la canasta familiar.
Sin embargo hasta el momento no se vislumbra
un panorama alentador, concebido desde una verdadera reforma agraria
, donde
finalmente se haga justicia con los humildes labriegos del país del “Corazón de
Jesús”.
Por otro lado se mira con preocupación el
desempleo que cada vez va en aumento, afectando principalmente a los sectores
populares
. No se puede entender que un país bañado por dos océanos, recorrido
por varios ríos aptos para la navegación y un inmenso espacio para desarrollar
propuestas productivas, no se faciliten las condiciones aptas para corregir y
suplir estas sentidas necesidades de la mayoría de las personas vulneradas.
Se ha considerado que más del 90% de los
campesinos que emigran a la ciudad, van en busca de mejores oportunidades
laborales
. Esto como producto de las limitadas garantías para explotar
técnicamente sus fincas, sumado a otras circunstancias, como: presión de grupos
armados, terratenientes e intervención de multinacionales mineras o madereras.
Lástima que después de varias décadas aún no
se haya aplicado una política clara respecto al manejo y propiedad de la
tierra
. Si esto se hiciera teniendo en cuenta los diferentes patrones de
equidad y justicia social, estoy completamente seguro que no existiera tanto
desplazamiento, ni empleos informales; es más, se disminuyera considerablemente
la desocupación en las grandes urbes.
Es urgente darle una mirada al campo
colombiano. Ese es el secreto para la verdadera “Seguridad y Prosperidad Democrática”
de la que tanto se habla
… los diálogos del gobierno con la guerrilla de las
Farc en el tema de tierras, ha considerado esta problemática, avanzando
lentamente en algunos puntos estructurales, que sin lugar a dudas aportará
mucho a romper este paradigma agrario.
Obviamente que cuando se trata temas tan
álgidos que lastiman intereses empresariales o capitalistas, las reacciones en
contra de este tipo de propuestas no se hacen esperar
. Las conversaciones de
paz que se desarrollan en Cuba, es la única oportunidad que tiene el agro
nacional de beneficiarse en su totalidad, de lo contrario, todo continuará  tal cual ha venido desde hace más de un
siglo: más campesinos desposeídos y un fuerte gremio de terratenientes.
Domingo, mayo 05 de 2013

Este es un espacio de opinión destinado a
columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas
pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a
este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición
de este medio digital.

Author: Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *