El jazz y nuevos vientos

Por: Ramiro García. ramigar71@gmail.com
Confieso no ser erudito de este importantísimo género musical que nació a principios del siglo pasado con sus hermosas y estimulantes cualidades: la improvisación, el swing, la creatividad,  el individualismo, y por siempre, la libertad.  Pero me precio de ser un buen aficionado, y por esta misma razón suponía que el acopio de las innegables calidades artísticas de Lalo y Carlos Maya, del profesionalismo de sus acompañantes,  del tesón y compromiso de Nelson Luna, y por supuesto, del talento de los treinta jóvenes músicos sandoneños; indudablemente presagiaban el cierre del taller-capacitación,  con un generoso y espléndido concierto de nuestra mestiza “guaico big band”. 
Enhorabuena para quienes tuvieron el  privilegio de asistir. Me he conformado con leer la emocionada noticia referida por Miguel Córdoba, y desde este espacio virtual debo felicitar, en primer lugar, a LALO MAYA, por tan particular iniciativa, y desde luego, a todas aquellas personas e instituciones que hicieron posible este innovador episodio en la historia musical de Sandoná.
Me atrevo a insinuar que el inexorable destino de estos jóvenes músicos locales, ya no será ingresar a los mariachis de Cali, Armenia o Bogotá; porque  el haber potencializado el desarrollo de sus nuevas capacidades artísticas, hará que sus metas sean revaluadas, y otros vientos orienten sus virtudes. Tendrán como referentes a su maestro y mentor, Lalo, a otro virtuoso nariñense, Eddy Martínez, al maestro Arnedo, a Paquito D´Rivera, etc., en otra esfera a Miles Davis, Duke Ellingtong, Luis Armstrong, Billie Holliday y a tantos otros que, escuchándolos, nos convierten en sibaritas……del espíritu.
Para finalizar esta nota considero que no sería nada descabellado proponer a Sandoná como sede permanente de un festival bianual de este género musical. YA SE HA DADO EL PRIMER GRAN PASO. Además, el evento proyectaría la región en otros ámbitos: turísticos, culturales, recreativos, etc., lo cual se traduce en nuevas posibilidades, entre otras,  generación de ingresos y desarrollo local.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *