El paraíso de las carcajadas ausentes

Por Édgar
Bastidas Urresty
Escritor
colombiano
En un formato
pequeño, casi de bolsilibro, Alejandro García Gómez, ha publicado este libro de
poemas
, que es de suponer pertenece a una nueva etapa de su creación, luego de
sus libros Transparencias (1991), Cartas de Odiseo (1996), Alfabeto de sombras
(2003).

Sobre
Transparencias, escribí en 1991, que “podría interpretarse como un intento de
elaborar una geografía literaria, en la que el narrador evoca el pasado, unas
historias vividas, soñadas, en la infancia, en la adolescencia, en la madurez,
en el pueblo natal, en la ciudad
”.
Odiseo o
Ulises, protagonista y héroe del grandioso poema de Homero, es  el autor y destinatario de los consejos, de
las cartas y de los personajes de Cartas de Odiseo y Alfabeto de sombras. Es un
Homero ciego, que viaja, predice, sueña, durante su retorno a Itaca
.
El título del
nuevo libro de Alejandro García Gómez, corresponde al poema inicial, a la idea
de la existencia de un paraíso formado por las carcajadas ausentes
, del pasado,
de los seres ausentes pero presentes en la memoria, en el río del tiempo, como
una especie de inmortalidad.
Es una poesía
narrativa, que evoca la historia familiar, con un tono nostálgico, por la sucesión
de padres a hijos, en una cadena interminable, porque al final del camino, se encuentra la inevitabilidad de la muerte.
El paraíso de
las carcajadas ausentes corresponde al primer poema del libro, y en él se
revive la niñez en la casa, en la escuela, en el verde del paisaje arturiano
,
al pie del volcán, que abre el camino de la ensoñación, de la vigilia y de los
sueños bachelardianos. Los temas de Transparencias reaparecen, lo que hace
pensar que son obsesivos.
Sigue la etapa
de los estudios universitarios, la conciencia política, de la enseñanza
profesoral, en la ciudad “de la eterna primavera”, el retorno al poblado, a las
imágenes de los tíos
. Las carcajadas acompañan los quehaceres de la vida, y de
la muerte.
El amor, la
amada, no podían estar ausentes de los poemas del libro, y están presentes en
el prostíbulo, o en el cuerpo del poema Puerto Penélope, donde ésta espera
impaciente y un poco desesperada el retorno de Ulises
.
El pensador
alemán Baur, a propósito del viaje de Ulises, dice que “de un mito arcaico de
partida, de aventura, y de retorno que era un evento fuera del tiempo y del
espacio
, La Odisea, ha hecho una epopeya, ha creado las grandezas abstractas
que son el espacio y el tiempo, y sin las cuales no tendríamos ni la historia
ni ninguna historia”.
Ha sido una
larga y dura espera, no sabe si aún vive, o ceder a la voluntad de sus
pretendientes:
“-¡He esperado
tanto¡
El sol de la
tarde sepulta las ausencias en el arco iris verde de sus ojos.
-¿Cuántos años?
Y un pájaro
azul levanta el vuelo de nuevo
Y cuelga en su
pico el perfume hacia el sueño.
-En ti comienza
mi casa cuando me habitas”
Penélope se ha
trasfigurado en otra mujer amada, la que esperan todos los hombres, en algún
lugar de la tierra. La espera es una constante universal, siempre hay alguien
que espera algo y a veces desespera
.
Como Vladimir y
Estragón, los personajes de Esperando a Godot, de Samuel Beckett, que esperan a
Godot, y como presienten que no va a llegar intentan suicidarse. La espera para
Beckett, es el vacío que todos llevamos dentro
.
La que
podríamos denominar última parte del libro, está formada por textos en prosa,
donde el autor rememora su infancia en el Sur, el pueblo de sus recuerdos
…como
una especie de paraíso perdido, que intenta recuperar.
El paraíso de las
carcajadas ausentes, confirma que la poesía es uno de los géneros predilectos
de Alejandro, con el que ha alimentado su prosa, sus cuentos y su novela
.           

Bogotá, septiembre de 2016.

Este es un espacio de opinión destinado a
columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas
pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a
este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición
de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.