El párroco de Sandoná: Un líder religioso

Spread the love

Sembrando ideas
Por: Primitivo Enríquez Enríquez
spree1228@gmail.com
La Gratitud como Valor Humano. El valor de la
gratitud se ejerce cuando una persona o 
personas experimentan el aprecio y reconocimiento por otras a quienes se
les prestó ayuda. No consiste, necesariamente, en “pagar” ese favor con otro
igual, sino en mostrar afecto y guardar en la memoria ese acto de generosidad
.
Más que centrarse en la utilidad práctica del servicio recibido, pondera la
actitud amable de quien lo hizo.

Los valores son principios que nos permiten
orientar nuestro comportamiento en función de realizarnos como personas
. Son
guías que nos dan determinada orientación a la conducta y a la vida de cada
individuo y de cada grupo social.
El valor se refiere a una excelencia o a una
perfección. Por ejemplo, se considera un valor decir la verdad y ser honesto;
ser sincero en vez de falso.
A la luz de la Biblia, “la Gratitud es
reconocer lo que otras personas han hecho por uno y expresarles lo mucho que se
aprecia lo que hicieron”.
Con estas ideas preliminares, entramos, pues,
a mencionar el nombre de un hombre que durante su vida ha dedicado 21 años al
Servicio de las feligresías, al servicio de Dios y fundamentalmente al servicio
de las comunidades, sin distingos de raza, política o de creencias; es el
Padre  Emiro Libardo Enríquez
Enríquez, es el  Líder Espiritual de la Parroquia de Nuestra Señora del
Rosario del Municipio de Sandoná
. Está radicado en esta  querida tierra  desde hace 6 años; cuando vino de la
Parroquia de Yacuanquer, si recordamos un poco, desde este lugar llegó
acompañado de mucha gente en varios vehículos; demostrando cuánto lo apreciaban
y que no querían que sea trasladado a Sandoná, y como una única manera de
demostrar el afecto y el cariño de la comunidad de Yacuanquer, fue  acompañarlo y despedirse con lágrimas, qué
gesto tan importante y qué acto como para medirse el grado de la gratitud que
se debe tener con una persona que muchos servicios le prestó a la hermana
ciudad de Yacuanquer y a sus feligreses.
El Padre Emiro, es nacido en la Florida,
Nariño, vecino muy cercano a notros los Sandoneños,  y desde que ha llegado a la “Ciudad Dulce”,
se ha dedicado con mucho interés, voluntad y decisión a  trabajar
por  nuestra Parroquia
, que somos todos
los nacidos de esta tierra hermosa, de paz y esperanza.
Desde sus inicios y con la cooperación de sus
equipos de trabajo, entró definitivamente a la organización y a la búsqueda de
metas y logro de objetivos
; como es el caso de los Festivales Gastronómicos y
la realización de los Bingos; con una planeación clara como es el caso de la
recolección de fondos para las obres que su Misión se lo exige:
Inicialmente se compró un carro  para cumplir con  las tareas de propias de la Iglesia, los
arreglos internos de la Basílica que no únicamente es hermosa por fuera sino
por dentro
, compra de un equipo de sonido para escuchar con claridad la
Eucaristía y otras actividades, arreglo de las bancas, embellecimiento de
nuestro Milagroso Cristo, arreglo de las campanas, pintura del interior del
templo. Actualmente la Casa Cural, está
dividida en la antigua y la construcción de la nueva, obra también de del
Sacerdote Emiro Enríquez. También está trabajando en el embellecimiento del
Cementerio Parroquial, se han derruido en la parte posterior del Campo Santo
varias  bóvedas que estaban en mal estado
y en ese sector se construirá un muro para dar seguridad y presentación.
Hablando del Cementerio, y reflexionando un poco, una persona no se muere porque lo sepultan en
un cementerio, definitivamente está muerto cuando sus familiares y amigos ya lo
han olvidado, de la muerte, de la cual
nadie nos escapamos, lo que más duele es el olvido; y si visitamos nuestro
cementerio hay una cantidad de tumbas, realmente olvidadas, se nota en la
cantidad de maleza que las cubre, ya sea en tierra como en las bóvedas de cemento
,
que haya un cuidador y limpie es una cosa, pero hay otras que no tienen
dolientes o ya se olvidaros. Todas las personas que tenemos sepultados a
nuestros seres queridos en Cementerio Parroquial, tenemos la obligación de
ayudar a su mantenimiento y embellecimiento. Visitemos nuestro cementerio, esto
no dará paz.  Los trabajos en el Campo
Santo continúan.
Con su liderazgo el Padre Emiro, tienen en
mente proyectar hacia el futuro: Construir la Sala de Velación, para el
servicio de la comunidad tanto del sector urbano como rural, en el lote aledaño a la Casa Cural se va a
construir un primer piso para arrendar locales y un segundo piso para organizar
los salones de encuentro con la niñez, la juventud y todo lo que tenga que ver
con la orientación religiosa y familiar.
Se ha organizado Grupos Dinamizadores de la
Pastoral Social, teniendo como objetivos la realización de obras dirigidas a la
gente más vulnerable, pobre y desamparada
. Además hay organizados Movimientos
con distintos nombres alusivos a Nuestra religión Católica; destinados a la
Evangelización.
Como podemos ver, respetados Sandoneños, hay
una persona que silenciosamente trabaja por nosotros y que realmente merece
nuestro respaldo, nuestro  cariño y más
aún nuestros agradecimientos. Habrá muchas cosas que en este escrito no
aparecen y que son obra del este gran líder. Quiero en nombre de la comunidad
Sandoneña agradecerle a Párroco Emiro, por esa misión tan grande que está
cumpliendo a favor del pueblo de Sandoná
. Siga adelante que nosotros seguiremos
atrás. Muchas gracias, lo digo así
porque el agradecimiento surge cuando una persona se siente en deuda con otra
porque le ha procurado algún bien, le ha prestado un servicio o le ha hecho
algún favor especial. Las personas agradecidas se alegran por los bienes
recibidos, los reconocen y están dispuestas a corresponderlos. No se trata de
devolver favor con favor sino de sentir y expresar admiración y gratitud por
las calidades humanas de quienes nos honran con sus dones.
Cada uno de nosotros tiene siempre mucho que
agradecer, y cuidar lo recibido, es una forma de hacer evidente nuestro
reconocimiento. Entre los bienes que más agradece el hombre se encuentran la
vida, la salud, la amistad, la lealtad y las enseñanzas de sus antecesores
. La
gratitud y el reconocimiento son los mejores regalos que puede recibir una
persona en cualquier época y lugar mundo.
Este es un espacio de opinión destinado a
columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas
pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a
este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición
de este medio digital.

Author: Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *