“El primer acuerdo”

Visión de mujer

Por Elsy Melo Maya
elsy.ya@hotmail.com
Según la sabiduría Tolteca cada ser
humano tiene un sueño personal que también puede convertirse en una pesadilla
permanente
, si no se tiene la convicción necesaria o no se dispone de la
búsqueda asertiva.

Los Toltecas fueron conocidos como
“mujeres y hombres de conocimiento” y conformaron una comunidad de maestros y
estudiantes en Teotihuacán, en las afueras de Ciudad de México. Por milenios se
vieron obligados a esconder su sabiduría ancestral
, para protegerla de aquellos
que no estaban preparados para utilizarla con buen juicio o que podían usarla
de manera mal intencionado.
El conocimiento tolteca no es una
religión, respeta todas las creencias existentes y si bien abarca el espíritu,
es mucho más preciso describirla como una manera de vivir. Se habla entonces
según esta sabiduría, de
Los Cuatro Acuerdos”, a lograr con nosotros mismos y
a través de los cuales se puede adquirir el poder personal necesario para
transformar el diario vivir, que busca la felicidad plena.
El primer acuerdo establece “Sé impecable con tus palabras”. Se podría pensar que es muy sencillo de cumplir,
pero es poderoso si tenemos en cuenta que las palabras pronunciadas constituyen
un poder en cada persona. La palabra es un don de Dios y así lo consagra el
evangelio de San Juan. No son solo símbolos o sonidos escritos o hablados, son
una fuerza, son el poder para pensar, expresar y comunicar; las palabras son
las herramientas más poderosas capaces de construir sueños o destruir todo lo
que nos rodea; captan nuestra atención y entran en nuestra mente cambiando por
entero para bien o para mal, las situaciones, creencias y conceptos.
Y cuando se habla que nuestras
palabras deben ser “Impecables”, se hace referencia a que las mismas no deben
ser utilizadas de manera errónea. Cuando las utilizamos para propagar rabia,
envidia, odio entre las distintas razas, o diferentes personas y/o familias,
nos perjudicamos los unos a los otros, al transmitir energías negativas que
terminan afectándonos a nosotros mismos
.
Las palabras trascienden y afectan a
quien las pronuncia y a quien la escucha. De ahí que si somos capaces de
adoptar este Primer Acuerdo en nuestras vidas, según la sabiduría tolteca, ello
nos proporcionara inmunidad frente a las ideas y energías negativas
porque la
mente dejara de ser un campo fértil para las palabras equivocadas.
Se dice que este acuerdo por sí
solo, es capaz de cambiar toda una vida. “La impecabilidad de tus palabras, te
llevara a la libertad personal, al éxito y a la abundancia.
Noviembre 19 de 2018

Este es un espacio de opinión destinado a
columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas
pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a
este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición
de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *