En Aponte se evitará una tragedia

Foto: Gobernación de Nariño
Por Oficina de Prensa
Gobernación de Nariño

Desde el comienzo de la administración de
Camilo Romero la consigna frente a la emergencia que se vive en el Resguardo
Indígena de Aponte a causa del movimiento en masa de la tierra donde se asienta
la población, ha sido, prevenir, actuar en lo prioritario, y tener la
información correcta
.

Desde el liderazgo de la Gobernación de Nariño, se ha
avanzado en un trabajo coordinado en conjunto con el Consejo Departamental para
la Gestión de Riesgo de Desastres
con una premisa fundamental: preservar la
vida.

Hasta la fecha 227 viviendas han sido
afectadas en su infraestructura por los efectos del fenómeno de movimiento en
masa
. Dichas viviendas se ubican en una zona de amenaza alta según el informe
del Servicio Geológico Colombiano. Las pequeñas fisuras de un comienzo, hoy se
presentan como varias grietas de gran longitud y profundidad en el Resguardo
Indígena de Aponte, municipio de El Tablón de Gómez, al nororiente de Nariño.
Resultó complejo y doloroso para las 21
familias que debieron demoler sus viviendas a raíz de las fracturas que dejó en
sus estructuras el complejo movimiento de la tierra
. Sin embargo, ni una sola
vida se ha visto comprometida, y la que muchos han anunciado como una tragedia,
es una situación que se puede prevenir si se actúa de manera articulada entre
los diferentes niveles de gobierno y en directa comunicación con la comunidad
afectada, desde una perspectiva de la gestión del riesgo, y con los esfuerzos
interinstitucionales municipales, departamentales y nacionales responsables de
salvaguardar la vida de las 2.500 personas que habitan el Resguardo Indígena de
la Comunidad Inga.
Decisiones desde los estudios técnicos
La memoria del proceso, según Christian
Ortega, Director de la Dirección de Gestión del Riesgo del Departamento de
Nariño, cuenta que desde el 8 de enero de 2016 se tienen los registros de los
primeros acercamientos que realizó la Gobernación de Nariño en conjunto con el
Alcalde del municipio de El Tablón de Gómez, el Gobernador del Resguardo
Indígena de Aponte, funcionarios técnicos y el Director de la Dirección Departamental
de Gestión de Riesgo de Desastres, con el fin de llegar a un mutuo acuerdo en
cuanto al objeto y alcance que tendría la realización de un estudio
que se
llevaría a cabo por parte de la Universidad Pedagógica y Tecnología de Boyacá
UPTC para determinar el origen de la emergencia.

Hacia el 12 de enero, con la llegada de los
profesionales de la Universidad Pedagógica y Tecnología de Boyacá UPTC, el
enfoque del estudio técnico ya contemplaba la posibilidad de la reubicación
parcial o total
como la solución más adecuada.

Como resultado de la visita en campo realizada
por el propio Gobernador de Nariño el 18 de enero, se recomendó a la comunidad
del Resguardo Inga de Aponte en presencia del Alcalde del Tablón de Gómez y el
Gobernador del Resguardo, efectuar una evacuación preventiva
en la zona de
riesgo ya identificada y coordinada por parte del municipio. El 25 de enero la
UPTC presentó su propuesta para adelantar el estudio técnico por valor de
$314.500.000. Desde la presencia institucional permanente fue posible que a
partir del 2 de febrero se instalaran los respectivos mojones para el monitoreo
permanente del proceso y conocer la velocidad del movimiento geológico.
Atención social permanente
Con las orientaciones dadas por el propio
Gobernador, Camilo Romero, se determinó iniciar un proceso de acercamiento
comunitario como base para el fortalecimiento de las capacidades de respuesta
de la comunidad frente a la emergencia. Atención en asuntos de arrendamiento,
talleres de prevención, caracterización del movimiento en masa con
acompañamiento del Servicio Geológico Colombiano, censo de las viviendas
afectadas
, evaluación de posibles lugares donde se realizaría la reubicación,
socialización de información con la comunidad de Aponte, han sido, de acuerdo
con María Fernanda Ortega, Profesional Social de la Dirección de Gestión del
Riesgo, algunas de las acciones que se han adelantado de manera constante en el
lugar de la emergencia.
Esto con el fin de promover e instalar
acciones de prevención
y respuesta vinculando a la comunidad educativa, madres
comunitarias, líderes y comunidad en general.
Un ejemplo de la atención permanente hace
referencia a cómo desde el 22 de febrero se gestionó ante la Unidad Nacional
para la Gestión del Riesgo de Desastres la solicitud adicional de 124 subsidios
de arrendamiento para la evacuación preventiva
de las familias ubicadas en zona
de riesgo.
Acciones conjuntas desde la integralidad
Desde el Instituto Colombiano de Bienestar
Familiar y tras la solicitud del Consejo Departamental para la Gestión del
Riesgo se desarrolló de manera inmediata la atención psicosocial a la comunidad
con la Unidad Móvil
, con hallazgos importantes en primera infancia y en adultos
mayores.
Con lista en mano Germán Hernández Pantoja,
Coordinador de la Institución Educativa Agropecuaria Inga de Aponte llamó a
cada uno de los 301 estudiantes matriculados
y que pudieron recibir los kits
educativos que facilitó el Consejo Noruego por gestión y articulación entre la
Secretaría de Educación de la Gobernación de Nariño y la Dirección de Gestión
del Riesgo.
La ayuda brindada entre el 9 y 10 de marzo se
realizó en el contexto de las jornadas de formación docente en atención
educativa en emergencia. Según el Docente Germán Hernández, la labor de la
Gobernación ha sido la de “brindar capacitación y nos han preparado para
mantener la calma y saber qué hacer en las situaciones de riesgo
”, destacando
que desde que inició la emergencia la presencia institucional ha sido
permanente.
Esto toda vez que ya en las jornadas del 5,
11, 18 y 24 de febrero se habían realizado talleres de capacitación a la
Institución Agropecuaria Inga de Aponte y comunidad de Aponte
mediante los
cuales se encuentra en proceso de formulación los planes comunitarios y
escolares de Gestión del Riesgo, de igual forma se han realizado capacitaciones
en primeros auxilios, todo esto enmarcado en el fortalecimiento de las
capacidades de respuesta de la comunidad, razón por la cual es un trabajo
permanente y sostenido en el tiempo.
“Yo haría un llamado a la comunidad educativa,
ya los habitantes del Resguardo. Tenemos presente una amenaza, pero no ha
pasado nada. Lo mejor que podemos hacer es informarnos y capacitarnos, y
aminorar el riesgo sin entrar en pánico y disminuir al ansiedad y estrés de los
habitantes
” comentó el Coordinador de la Institución Educativa.
Es así como Carlos Jesús Solarte, docente del
área de Castellano, quien vive desde hace cinco años en el Resguardo Inga de
Aponte ayuda a sus estudiantes a formular historias que le permitan narrar su
percepción de la emergencia. Eso les permite, según el profesor “que estén
pilas, alertas, para saber qué es lo que está sucediendo en su pueblo
”.
Docente y Coordinador coinciden en la
necesidad de que la información que surja desde las entidades gubernamentales
sea clara, oportuna
, y que de darse la reubicación esta cuente con los estudios
técnicos requeridos.
La reubicación será un hecho
Mientras en la Escuela de Aponte, niños y
niñas jugaban un partido de fútbol tras recibir la ayuda en la emergencia
educativa, desde la Sala de Juntas de la Gobernación de Nariño, Camilo Romero
anunciaba ante los medios de comunicación la decisión de encaminar esfuerzos,
recursos y talentos para que desde lo local, regional y nacional se brinde todo
el apoyo requerido
que garantice una reubicación en la fase preventiva de la
emergencia.
Como bien lo explicó el Secretario de Gobierno
Mario Viteri “en muy pocas ocasiones el país ha logrado avanzar en un plan de
acción en prevención de una emergencia
, generalmente se logran los procesos de
reubicación cuando ya ha pasado la tragedia. Aquí estamos hablando de un hecho
absolutamente novedoso”.

Tenemos que informar que Aponte será
reubicado, porque la información de los estudios nos muestran que esto es
inminente
, por ello no vamos a destinar los recursos a un estudio mayor que nos
diga cuales son las causas de esta situación, vamos a dejar esos recursos para
encontrar el lugar para el nuevo Aponte” aseguró el Gobernador de Nariño Camilo
Romero, quien podrá acudir a la figura de la declaración de Calamidad Pública
para avanzar de manera efectiva en esta gestión que ha tenido desde el
principio, el compromiso total de la Gobernación de Nariño.

Fotos: Cortesía Gobernación de Nariño

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.