Galán, 30 años (3)

Visión de mujer
Por Elsy Melo Maya
[email protected]

El 1 de junio de 1989, en el Foro Nacional de Personeros, el doctor Luis Carlos Galán expuso entre otros, sus planteamientos sobre el desarrollo político y la reconstrucción nacional:

“El desarrollo político de una Nación se refleja en muchas cosas. En su capacidad para construir la voluntad colectiva; en su facilidad para identificar sus propósitos nacionales y en la existencia de instituciones eficaces para realizarlos. Nada de esto ha sido posible en América Latina, sin embargo, la misma crisis en que nos hallamos debe ser la ocasión propicia para profundizar en el conocimiento de nuestros problemas fundamentales y buscar un nuevo grado de madurez tanto en nuestras relaciones sociales como en nuestro comportamiento político, de modo que podamos examinar con una nueva perspectiva las instituciones del Estado e imponernos el trabajo de reorganizarlas con un verdadero sentido de nuestras realidades.

Con este criterio de realismo y esperanza debemos examinar la agenda de reformas políticas que ha sido planteada por los gobiernos y partidos a lo largo del decenio que termina y cuyas concepción y realización nos demandaran, todavía, mucho tiempo. No se trata tan solo de hacer lo que algunos han llamado la “apertura democrática” como si ello bastara para lograr la evolución del sistema político sino de reconocer la existencia de una profunda distancia entre las instituciones que hemos querido construir en varias generaciones y el comportamiento de nuestro pueblo que aún no se siente interpretado por ellas, las ignora o las utiliza en forma precaria e irregular como si no las entendiera o no creyera que le pertenecen.

La abstención electoral, el escepticismo frente a la administración de justicia, el clientelismo, la violencia, el contrabando, la contratocracia, la compraventa de votos y la corrupción administrativa, son algunas de las peores manifestaciones del abismo que existe entre nuestras instituciones formales y el comportamiento real de vastos sectores de la población.

Ante esta situación debemos convencernos que la comunidad política de Colombia solo puede ser reconstruida a través de un proceso que comience en los niveles básicos de la sociedad y gradualmente articule las relaciones políticas regionales y nacionales a través de principios, conductas, mecanismos e instituciones coherentes que sean auténticamente compartidos y respetados por la Nación entera… nuestra crisis es histórica y estructural, luego solo podemos superarla con transformaciones verdaderas y cambios muy profundos en los valores políticos y en los fundamentos mismos de la sociedad colombiana”.

2 de septiembre de 2019

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por la página Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *