La constitución política de 1991 dejó de existir (Requiescat in pace)

Por Manuel Erazo Cabrera
Viejomanolo1@hotmail.com
Ismael Botina, popular maestro Buchón,
personaje contemporáneo de Papa Noel, afirma que el sabio es sabio a cualquier
edad, y estando próximo a graduarse a través de tutela como abogado en una
prestigiosa universidad  colombiana, dice
que el Presidente Juan Manuel Santos acabó con la Constitución Política de
Colombia, con el Congreso y con la Corte Constitucional
; agrega que borró de un
solo guascazo el principio de la división de los poderes, que erradicó la
jerarquía normativa; que la Constitución Política dejó de ser la norma de
normas y  pasó a ocupar el triste y
melancólico puesto de cualquier ley ordinaria.
Dicho en pocas palabras, se eliminó el estado de derecho que fuera fielmente
diseñado a partir de la Constitución Política de 1812 y en toda la trayectoria
institucional.
El letrado maestro Buchón comenta que el
Fiscal General de la Nación denominó al Presidente Santos “hereje
constitucional”
, calificativo bien ganado, ya que para este funcionario no
cuenta la Constitución y ha adoptado una posición semejante a la de su mejor
amigo el Presidente Chávez, quien juró cumplir la constitución política de su
país que luego pisoteó.
Tal vez el país, aún no se despierta de su
guayabo negro. Cuando esto suceda, 
observará que el Presidente sustituyó al Congreso y a la Corte
Constitucional,  pues en adelante estas
corporaciones antaño valiosas y de alta jerarquía, han quedado, cual obra del
demoledor Telmo Romo, reducidas a escombros.
Hoy valen más el Concejo Municipal de El Peñol
y el juzgado promiscuo de Providencia, sencillamente porque a estos se les
permite hacer lo que la ley manda y no lo que la vanidad impone
. Y, lo que es
más grave, dice el Buchón, hasta antes de estos insucesos acariciaba la idea de
estudiar un posgrado en hermenéutica jurídica con su jefe Tato. Mas, todo esto
se fue al piso y tomó una decisión, la de retirarse de los estudios de derecho,
porque con la actitud de Santos se le revolvieron los conocimientos de derecho
constitucional y ahora, le es imposible volver a empezar de nuevo, porque como
dijera el curco Hoyos en inolvidable momento histórico, a él era imposible
estudiar derecho.
Se pregunta finalmente el maestro Buchón.
¿Vendrán nuevos tiempos?, ¿el Presidente seguirá gobernando con actos
administrativos?,  ¿se aguantará la Corte
Constitucional semejante golpe de estado?
, y por supuesto, ¿qué papel podrá
desempeñar el Congreso viringo de funciones? Amanecerá y veremos. Por ahora,
dice el maestro Buchón, que vuelve a sus oficios habituales de albañil,
herrero, zapatero, barbero y pintor a domicilio.
El profesor preguntó a sus alumnos de derecho
constitucional ¿qué  quedó vigente de la
Constitución de 1991? Y en coro todos contestaron: “la fe de erratas”
 
Domingo 15 de julio de 2012
Este es un espacio de opinión destinado a
columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas
pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a
este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición
de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *