La llegada del Cristo a Sandoná

Foto: Francisco Cabrera
Los primeros días del mes de diciembre de 1967
fue traída a Sandoná la imagen del Cristo tallado en madera por el maestro
pastuso Alfonso Zambrano Payán
e instalado en la parte superior del altar mayor
de la basílica Nuestra Señora del Rosario.

Según el historiador sandoneño Libardo Suárez
Andrade el Señor de los Milagros es una obra de arte tallada en madera de cedro
por el maestro pastuso Alfonso Zambrano Payán contratado expresamente por el
ciudadano sandoneño Lucio Meza Vargas
para la conmemoración del centenario de
la parroquia Nuestra Señora del Rosario de esta localidad.
El maestro Zambrano Payán tardó 11 meses para
elaborar el Crucificado
que fue instalado en el altar mayor de la basílica el
10 de diciembre de 1967 por intermedio del maestro Filemón Vallejo Montenegro.
Posteriormente en una ceremonia especial
realizada el 30 de junio de 1968, día de celebración del centenario de la
parroquia, la imagen fue bendecida por Monseñor Jorge Giraldo Restrepo
obispo
de la Diócesis de Pasto.
Suárez Andrade manifiesta con
orgullo que el Señor de los Milagros, que mide 4.75 metros de altura, es la
imagen de altar más grande del mundo
y señala que al observarla desde el
interior de la basílica se siente una gran admiración y devoción que aumentan
si uno ingresa al altar mayor y se postra al pie de ella.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.