La vacuna somos nosotros

El despertador del sur
Por: Jorge Arturo Bravo
[email protected]

Cuán grande es el dolor que hogares de amigos, hogares de compañeros, en la radio, en el periodismo, en la educación, en el deporte, hoy se visten de luto y lloran la partida de sus seres queridos, esposos, esposas, hijos, padres, hermanos que marcharon a los confines de la eternidad, víctimas de este terrible y mortal coronavirus, del que muchos todavía no creen.

Todos fuimos sorprendidos y lo sentimos mucho cuando nos enteramos en la semana anterior, por ejemplo, del fallecimiento de Leonor Egas Villota ilustre educadora, profesora de la Normal Superior de Pasto, conocidos desde niños, amigo de la familia, por ser vecinos del mismo barrio. Sentimos igualmente la muerte de ese grande de la radio y del periodismo nariñense: Gerardo Dávila López, desde los años setenta lo escuchaba y lo admiraba en la Voz del Galeras, por esa excelente e inigualable voz que siempre le caracterizó y después, junto a su esposa la educadora, abogada y periodista Esperanza Caicedo de Dávila en su Magazín Toderama y en Dinámica, desde cuyas tribunas se convirtió en un “Maestro de Maestros” de la radio y del periodismo nariñense.

Qué decir de Jim Jairo Torres, funcionario de Pasto Deporte, también fue Director de esta institución, siempre lo vi, en los últimos años, atento, amable, animado y feliz al lado de las personas de la tercera edad, brindándoles los espacios a través de la danza y la recreación, haciéndoles más amena la vida, hoy son quienes más lloran la partida de su maestro y amigo Jim Jairo Torres, tampoco podemos, dejar de referirnos a la muerte del Ministro de Defensa doctor Carlos Holmes Trujillo, ocurrida en la mañana de ayer. Elevamos una Plegaria al Todopoderoso por su descanso eterno.

Su partida debe servirnos para cuidarnos mucho más; nosotros no nos cansaremos de repetirlo y llamaremos la atención por los diferentes medios y por las páginas de Diario del Sur, para seguir cuidándonos, cumpliendo y acatando los protocolos de bioseguridad, dando “jalones de orejas” a nuestras autoridades para que cumplan y hagan cumplir las normas y mandatos, pero recuerden amables lectores que, SOLO en nuestras manos está salvar nuestra vida y la vida de nuestros seres más cercanos, de hecho, la vacuna somos nosotros mismos.

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por la página Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *