Los bandos en Sandoná

Por Mg. Augusto Giraldo Cabrera Rodríguez
[email protected]

l. Antecedentes teóricos

Bandos 26 de agosto 1809

En la ciudad de Pasto a 26 días de mes de Agosto de 1809 los señores de este Ilustre Cabildo justicia y regimiento que aquí firmarán sus nombres dijeron: que para desimpresionar al público de las falsas impresiones que se les ha hecho sobre las presentes ocurrencias y confirmarle en su lealtad acreditada, debían de mandar y mandaron que al toque de la caja se congregue el pueblo frente a las galerías del Cabildo será impuesto de la verdad demostrativamente, con documentos que la acrediten, y se publique por bando. Así lo proveyeron, mandaron y firmaron sus señorías- de que doy fe. Federico Pascual Aramburo y Amado, María Ramos, Gabriel de Santacruz… Ante mí, José Miguel Arturo. Escribano de Cabildo público y de Real Hacienda… Doy fe. Se publicó el presente auto por voz del pregonero público en los lugares mencionados y para que conste pongo por diligencias y firmo, fecha at supra. Arturo

(Documentos históricos, de los Hechos ocurridos en Pasto, Imprenta del Departamento de Nariño, 1912)

2. El escrito anterior compagina con los hechos históricos, culturales políticos acaecidos en Sandoná especialmente referentes a lo que eran los “Bandos”. Éstos eran proclamas que se realizaban en presencia de público, atraídos por la forma cómo se hacían las convocatorias, con autoridad y autoría del alcalde, los cuales contenían informaciones con alcances normativos, disposiciones de leyes, decretos, acuerdos u otras noticias que debían conocerse de inmediato sobre la vida municipal.

3. Los heraldos o pregoneros de los “Bandos”: Estos se encargaban de transmitir las noticias en voz alta, de lo escrito por el alcalde y/o acuerdos del Concejo municipal, para que se entere toda la población.

4. Lugares de reunión de la población: Los bandos se leían frente a la alcaldía, pero en nuestro caso las proclamas se hacían en las esquinas contiguas a la plaza de mercado (Hoy parque Bolívar, parque central) y otras calles perimetrales cercanas a la alcaldía.

La forma cómo se aglutinaba la gente, en cada esquina, se utilizaba los toques de una trompeta, (posiblemente lo hacían El Pote Mideros, Heriberto Cabrera o Gerardo López q.e.p.d) y el resonar de un bombo de estructura metálica y cubierta de cuero de oveja. De acuerdo al alcalde de la época utilizaban los servicios bien sean de la banda Gardel, ésta tenía el músico especial en este instrumento, su nombre era conocido como “El Tayo” (familiar del Pote Mideros) y de la banda Santa Cecilia el bombero era don Teófilo Morán. Otras veces un muchacho, al frente, haciendo sonar una campanilla (campanero).

5. Las antiguas alcaldías donde se anunciaban los “Bandos” estaban situadas: 1. Plaza de Mercado se distinguía con un letrero “José Santamaría”; 2. Lugar ocupado por la escuela # 2, (antigua Caja Agraria, ahora un hotel. 3. Actualmente la Alcaldía está situada en un costado del Parque Bolívar, edificio moderno y con amplias oficinas, y sede del Concejo Municipal, adjunto a la basílica Nuestra Señora del Rosario.

Entre los alcaldes que figuran como protagonistas de escritos de los “Bandos” están: José Santamaría, Mesías Cabrera, Lucio Caicedo, Azael Rivera, Clímaco Arcos, Alfonso Zambrano Ch., Carlos Rodríguez, Olegario Arcos, Zenón Zambrano C., Gerardo Rafael Cabrera, Hernando Gómez.

6. Conclusiones:

1. Los bandos perdieron su denominación y publicidad oral, debido a los medios modernos de comunicación.

2. Se conservan los pregoneros o locutores para hacer propaganda oral, para fiestas, reuniones especiales, avisos comerciales etc., desde un carro.

3. La cultura vive a través de los tiempos y es grato recordar nuestra historia la cual engrandece la nobleza de nuestros pueblos.

Author: Miguel Cordoba

1 thought on “Los bandos en Sandoná

  1. Vienen cosas difíciles, con más de dos décadas de experiencia en la seguridad pública, hay que planear estratégicamente desde lo territorial para enfrentar desmanes y vandalismo, más unión en los barrios para hacer frentes de seguridad.

    Pedagogía y disciplina, sigamos insistiendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.