“Los estudiantes pilares del nuevo futuro”

Visión de mujer
Por Elsy Melo Maya
[email protected]

El Día del Estudiante Caído, tiene como antecedente una marcha estudiantil ocurrida en protestas contra el Gobierno de Miguel Abadía Méndez, en la que se exigía la renuncia de los responsables de la masacre de las bananeras, sucedida en diciembre de 1928.

El estudiante de derecho de la Universidad Nacional de Colombia, Gonzalo Bravo, fue asesinado por un soldado encargado de la seguridad del palacio presidencial en medio de las marchas de junio de 1929.

Bravo se convirtió entonces, en un símbolo de las protestas estudiantiles y 25 años después se conmemoró su muerte con unas manifestaciones en Bogotá, el 8 de junio de 1954, que terminaron con el asesinato de 11 personas en la carrera séptima de la ciudad, perpetrado al parecer, por las fuerzas de seguridad del entonces presidente Gustavo Rojas Pinilla, quien ocupó de facto la jefatura de Estado entre 1953 y 1957. En su momento la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición de Colombia recordó que cada 8 y 9 de junio se conmemora en el país el Día del Estudiante Caído, como una fecha que reconoce la violencia sufrida por los estudiantes, años atrás.

Y en ese afán de brindar a los jóvenes del país, una nueva alternativa de formación, desde su fundación en 1958, la ESAP institución universitaria de carácter público, realiza aportes a la educación y el desarrollo, a través de los valores, capacidades y conocimientos de la administración y gestión de lo público, para propender por la transformación del Estado y del ciudadano, teniendo como eje central a los estudiantes.

Igualmente, y teniendo en cuenta el contexto social que atraviesa el país, la ESAP genera con los estudiantes, espacios académicos de reflexión, deliberación y articulación en búsqueda de propuestas de construcción y transformación de un nuevo país, incluyente, con igualdad de oportunidades, garantía de derechos y cumplimento de deberes. Es así como la Territorial Nariño – Alto Putumayo, hace presencia en la construcción de diálogos colectivos en temas como la descentralización, reactivación económica, empleo, prestación de los servicios públicos, protección y seguridad social; derechos humanos, rediseño organizacional y administrativo, lucha contra la corrupción y ética pública en los municipios de Nariño, buscando conseguir una transformación de la sociedad, formando verdaderos líderes del saber administrativo público con verdadero sentido humano

De esta forma y en conmemoración a la fecha, la ESAP Territorial Nariño – Alto Putumayo, rinde homenaje a sus estudiantes, considerados eje fundamental de la institución y de la sociedad, pilares fundamentales del nuevo futuro y actores de la transformación del país. (Darwin Quintero-CETAP Policarpa, Omar Narváez-Psicólogo ESAP).

Junio 21 de 2021

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por la página Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.