Muerte y resurrección de una laguna

Por Manuel
Erazo Cabrera
Ismael Botina,
popular maestro Buchón, pronto cumplirá los ciento veinte;  tiempo más que justo para contar historias que muchos de ustedes no
tienen ni idea. Hoy les voy a contar el cuento, de cómo una laguna, nacido,
murió y ahora  revive
.

¿Cómo es la historia?,
hace sesenta años, maestro Buchón, conoció en el municipio de San Lorenzo-
Nariño, en la parte  montañosa, una
hermosa laguna llamada “La Marucha”, lindo regalo de la naturaleza en medio de
arbustos
, con un espejo de agua del tamaño de dos canchas de futbol. Con el
paso del tiempo y la llegada de colonos, fueron deforestando y acabando con el
entorno  a tal punto que la Marucha, no
era más que un pozo de dos metros cuadrados.
Frente a este
desolador panorama, los campesinos que habitan el Corregimiento de Santa Marta,
municipio de San Lorenzo , bajo la orientación de Alirio Rivera, un campesino
comprometido con el medio ambiente, decidieron emprender la lucha para
“revivir”  La Marucha
, y proteger toda la
microcuenca, que es la única  fuente que da
vida a la región.
Esta comunidad
es ejemplo nacional, no se quedó en la orilla de las lamentaciones ni de las quejas por el abandono oficial.
Corponariño, no ha dicho esta boca es mía; el Ministerio del Medio Ambiente,
tampoco.
Se conformó la
Asociación de Protección de la Microcuenca La Marucha
, ubicada a dos mil
novecientos metros sobre el nivel del
mar.
El alcalde de
San Lorenzo, Hader Gaviria, y el Concejo Municipal, con su Presidente Javier
Becerra, han entendido que esta lucha ecológica es la única alternativa para
dar vida a las futuras generaciones y se
hicieron las primeras tareas
.
La alcaldía
compró potreros para planes de reforestación; los campesinos la protegen como
si fuera la niña consentida, y vemos como la Marucha, está reviviendo
, junto a
su flora y fauna.
Cada vez que
las administraciones municipales convocan a las comunidades para formular los
planes de desarrollo, la mayoría piden obras de cemento, como polideportivos,
pavimentación de carreteras, etc. Pero pocas, reclaman un medio ambiente seguro.
Una vez
conformada la Asociación de protección de la Microcuenca de la laguna la
Marucha, se aspira que el Estado vuelque sus ojos a estos campesinos para ver
cristalizado el sueño
.
Una entidad que
ha mostrado su interés, es la Asociación
Supra departamental Alto Patía
, bajo la dirección de Huber Meléndez, quien
entiende y conoce el esfuerzo de la gente del corregimiento de Santa Marta.
Siguiendo los
pasos, con el  tiempo, volveremos a
encontrar ese bello paisaje de una laguna grande, en medio de un frondoso
bosque
que seguirá dando agua y vida a las siete veredas y sus 
comunidades que habitan aguas abajo.
Qué ejemplo tan
llamativo, la comunidad periódicamente se reúne en mingas para darle
vida a esta fuente natural
. Ya ha aumentado
su tamaño, hoy es como una cancha de básquet, y pronto volverá a ser, como fue: “Una 
Señora Laguna”.

18 de
septiembre de 2016

Este es un espacio de opinión destinado a
columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas
pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a
este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición
de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.