Murió un niño de 85 años

Por Gustavo Montenegro Cardona

Veintisiete minutos después de que muriera
Roberto Gómez Bolaños la noticia se confirmó y el dolor aterrizó en los
corazones de millones de personas que encontraron en esta muerte una
indescriptible sensación de pérdida, nostalgia, dolor y ausencia
.
Dejo mis palabras sueltas de aquellas que son,
a mi manera de ver, mis respuestas a esta tristeza que es inevitable y que como
diría el Dr. Chapatín “me da coooosas”
.

1. Con Roberto Gómez Bolaños muere uno de los
líderes de influencia más grandes del emprendimiento comunicativo mundial
.
2. En el imaginario de su audiencia, muere un
niño que a pesar de tener 85 años, logró mostrar a través de historias
cotidianas la complejidad del mundo contemporáneo
que hoy sigue padeciendo las
mismas brechas evidenciadas desde el humor del Chavo del Ocho.
3. Inundados como siempre estuvimos de héroes
creados por una sociedad de imposición del poder y la fuerza, Roberto Gómez
Bolaños diseñó al héroe latinoamericano alterando el paradigma del heroísmo
. Un
ser humano dispuesto a vencer los miedos valiéndose de sus propias astucias
para luchar contra malos no tan malos, y armado de la fuerza del corazón, se
vistió de amarillo y rojo para encapuchar al Chapulín Colorado.
4. Con el viaje de Roberto Gómez Bolaños se va
tal vez el último narrador de una televisión dulce, bien producida,
inteligente, cargada de narrativas novedosas
. El libretista, productor,
director y actor que viaja a la eternidad, se va para recordarnos que una vez
en la historia de la televisión se pudo ser integral e íntegro.
5. Hoy también despedimos a la televisión
hecha desde el afán pedagógico. Muchas generaciones logramos recibir mensajes
asociados a la solidaridad, a la compasión, a la valoración de lo que se tiene,
al sentido del compartir, al heroísmo, a la integración familiar y social
. Nos
despedimos de una televisión, que no cabe duda, ya no volveremos a ver, salvo
en los canales de la nostalgia.
6. La estructura narrativa compuesta de cortos
sketch que se armaban finamente para brindarle tiempo, ritmo y comprensión al
público
, es también uno de esos elementos clave en la capacidad creativa de
“Chespirito” que de pequeño sólo tenía la estatura.
7. Despedimos a un grande que nunca dio
muestras de darle relevancia a temas vanos, o de darle prioridad a su ego o a
innecesarios escándalos propios de su fama. Se va un modelo de humildad, de
sencillez, de modestia
.
8. El corazón se conmueve porque somos
testigos de cómo un ser logró trascender, impactar y muy, muy seguramente
transformar muchas vidas. Para eso valió la pena su pasión, su entrega, su
creatividad, su dedicación al público, su amor desmedido por lo que más amaba:
creer para crear
.
9. Le decimos adiós a un niño de 85 años, al
super héroe más temeroso , al médico más ingenuo, al ladrón más inocente, al
loco más cuerdo, al periodista más auténtico, al mexicano más global.

Gracias por siempre Chespirito.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *