“No es conveniente que haya personas ocupando la zona deslizada”: Servicio Geológico Colombiano

En la mañana del lunes 09 de enero de 2023, ocurrió un movimiento en masa complejo que involucró cerca de 100 hectáreas de terreno en la zona rural del municipio de Rosas, departamento del Cauca, particularmente afectando 160 familias de las veredas de La Soledad, Párraga viejo y Chontaduro y cubriendo aproximadamente un tramo de aproximadamente 200 metros de la vía Panamericana.

El área afectada presenta depósitos y rocas de origen volcánico antiguo que ha presentado antecedentes de otros procesos de movimientos en masa que han constituido depósitos coluviales. Los macizos rocosos se encuentran fuertemente fracturados por acción de una de las principales fallas geológicas del país, el sistema Cauca – Romeral, que atraviesa a Colombia de norte a sur en la zona occidental del país, y constituye la principal sutura entre rocas de corteza continental y rocas de corteza oceánica.

Si bien esta falla geológica es sismogeneradora, el evento de deslizamiento de Rosas no tiene como detonante ningún sismo, pues la red de monitoreo sísmico del Servicio Geológico de Colombia no muestra eventos con magnitudes que puedan relacionarse con el evento de movimiento en masa.

 ​El movimiento en masa que se presentó tiene una geometría rotacional en su parte alta, traslacional en su parte media y evolucionó a un flujo rápido de lodos en su parte baja, ocupando el curso de la quebrada Chontaduro. De acuerdo con los análisis de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) si bien las lluvias no han sido anómalas en las últimas semanas, es posible que la acumulación de lluvias a lo largo de 2022 haya generado condiciones hidrogeológicas que contribuyeron a la inestabilidad.

Es importante mencionar que 2022 fue el quinto año más lluvioso en los últimos 30 años en ese sector, lo cual lleva a reflexiones sobre las consecuencias de la crisis climática donde la tendencia de exacerbación de lluvias, así como de periodos secos, pero también a tener desajustes climáticos donde los ciclos lluvia – estío no conservan las tendencias históricas.

También es fundamental reportar que el movimiento continúa activo, con tasas de movimiento menores a los del lunes 09 de enero. Dada esta situación, se puede concluir que no es conveniente que haya personas ocupando la zona deslizada, ni la de flujo ni sus inmediaciones, ni que se hagan intervenciones como cortes viales.

El Servicio Geológico Colombiano, como entidad adscrita al Ministerio de Minas y Energía, se encuentra brindando apoyo técnico al Gobierno nacional en el diagnóstico del proceso en esta zona del país y brindará todo el conocimiento geocientífico necesario para soportar las decisiones de ordenamiento territorial y gestión del riesgo.

Fuente: Servicio Geológico Colombiano
Foto: El Espectador

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *