Para una hija…

Visión de mujer
Por Elsy Melo Maya
En este mes especial: el amor de un padre por
su hija
, en su cumpleaños y lejos del hogar.

“Antes de que nacieras, siempre te amé y te amo más hoy que te conozco;
en la distancia, te tengo  en mi
corazón, en mis pensamientos, por eso
cuando estés triste, piensa en lo que tienes y nunca en lo que te falta, piensa
en que te amamos sin fronteras; piensa que la felicidad está al alcance de tus
manos, alégrate por tu belleza y cultívala
, sobre todo la  que nace de tu
interior, esa belleza que solo tú puedes hacer crecer… que tus ojos brillen
porque dentro de ti, mantienes cálido el fuego de los más hermosos sentimientos
y entre ellos, el amor por lo que  haces,
por lo que te gusta y a veces por lo que no te gusta, esos son los matices de
la vida.
Sé sabia, conoce de cada época lo que ella nos depara, vive apasionadamente
cada camino y también cada extravío, porque el vivir es  como recorrer un árbol infinito donde siempre
se escala; ser sabia  es saber gozar de
las cosas pequeñas de la vida y saber estar siempre al lado de los ideales
rectos y justos. Y se buena, que tu alma esté siempre vestida de fiesta para
recibir lo que te reserve la vida, la
risa convoca la risa, el amor llama al amor
. Odia la injusticia y a los
injustos, rebélate  frente a lo que vaya
en contravía de tus principios y de tus creencias, no importa si sufres un poco
por ello, con el tiempo verás que valió la pena y te regocijarás con el orgullo
de tu propio valor personal, pero  un
orgullo dulce y sobretodo humano.
Me siento orgulloso de tu esfuerzo, de tus
caídas y de tu volver al camino con todo tu fuerza y tu corazón valiente
; entendimos que no eras infalible, pero nos
enseñaste que la perseverancia y persistencia es una de tus más hermosas
virtudes, no abandonaste tu ruta ni te dejaste rendir por las dificultades,
eres un ejemplo de entereza para todos, por ello espero  que tu vida y tu futuro se agiganten con tus
propios desafíos, que sean lo que Dios y la Virgen te tengan destinado, pero
que sean también lo que tú misma te hayas trazado; haz de cada época de tu
vida, una leyenda.
En tu cumpleaños, mi corazón de padre, el más
orgulloso, el que más te admira y el que más te ama, te envía bendiciones como
arena tiene el mar y los mejores
deseos para la niña que me hizo papá y  colmó de sentido mi vida”.

Septiembre 7 de 2015

Este es un espacio de opinión destinado a
columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas
pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a
este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición
de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *