Paro cafetero, desnudó nuestra pobreza

Por Manuel Erazo Cabrera
Ismael Botina, popular maestro Buchón, anda
enojadísimo contra el Gobernador y el Alcalde, por haberse prestado a levantar
el paro cafetero; está bravísimo, ni más faltaba, porque cada quien mira las
cosas de acuerdo a sus conveniencias.
Durante doce días y doce noches, el Buchón
tuvo la oportunidad de sacarle jugo al paro, y hacerse su billetico, en medio de este desempleo.

Todos los días se  dedicó a contrabandear que daba miedo. Con
decirles que se alquiló una recua de cuarenta mulas y pasó toda clase de
productos del vecino país del Ecuador
. Gasolina, Acpm, fideos, huevos, papel
higiénico, hierro para construcción, llantas, zapatos, confites, etc.…etc.
Mientras las autoridades con tanta pompa
anunciaban que importarían gasolina del Ecuador, maestro Buchón ya había dado
tres vueltas, revendiendo combustible al módico precio de veinte mil pesos el
galón
, y la gente haciendo fila.
Por los lados de Carlosama, esto es la
frontera, a un pasito de Tulcán, es maravilloso ver ese espectáculo del
contrabando. Centenares de mulas de cuatro patas, pasando toda clase de
contrabando, sin que las autoridades puedan hacer algo. ¡Hay de aquel sapo que
se las dé de macho, y nos quite algún 
producto de contrabando, todos los paisanos entramos con palos y
machetes y nos hacemos respetar!…allá no pegaron los planes de control
aduanero… es otro mundo
.
Mientras la mayoría de gente se quejaba del paro,
maestro Buchón y su gallada, feliz haciendo su agosto. En el mercado del
Potrerillo, antes y ahora, vendemos gasolina y gas ecuatoriano sin ningún
problema y a precios mucho más económicos.
El paro de los cafeteros, puso al descubierto
que Pasto, tiene una economía subterránea y gracias a eso podríamos mantenernos
por años.
En las estanterías de los grandes almacenes
escasearon los productos de primera necesidad
, no había huevos, ni carne, ni
aceite de cocina, ni clavos, ni cucos, ni harina, ni frutas….nada,  pero, en el mercado del Potrerillo y en el
mercado de Bomboná, no se sintió ni mella.
Este paro, dejó claro que nuestra economía es
quilica, angarilla, frágil, si no fuera por el contrabando nos moriríamos de
hambre
.
Lo chévere de este cuento, fue la importación
de gasolina ecuatoriana, todos los días
anunciaban que ya vienen los carros tanques y nada que llegaron
. La
tramitomanía otra vez nos hizo mal cuarto. Más gastamos en viáticos y pagos
extras.
Si en vez de toda esa vuelta boba, lo hubieran
contratado al Buchón, con su recua de mulas, traía gasolina ecuatoriana y más
barata.
Ahora, qué lindo escuchar a nuestros líderes
diciendo que van a luchar por la
construcción de un poliducto. ¡Puro cuento!.
Ahora dicen que van hacer gestiones para
ayudar a los comerciantes que se sintieron resentidos por el paro…puro cuento
.
Lo mismo dijeron cuando se reactivó el
volcán Galeras, hablaron de soluciones a corto y mediano plazo… puro cuento.
El paro ya pasó y cada quien, defiéndase como
pueda. Lo demás es pura cháchara…
Domingo 10 de marzo de 2013
Este es un espacio de opinión destinado a
columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas
pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a
este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición
de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.