Pensemos en el carnavalito

El despertador del sur
Por Jorge Arturo Bravo
[email protected]

Por estos días y como ha sido ya una costumbre, una mala costumbre que tienen los señores artesanos o artistas del carnaval, de amenazar con no participar con sus carrozas en el próximo desfile del 6 de enero, el magno desfile del nuestro Carnaval de Negros y Blancos si el gobierno municipal no les incrementa el valor del aporte económico a la calidad púes se salieron con la suya y ante la negativa del alcalde de Pasto, lograron que el Gobernador de Nariño Camilo Romero les apruebe una partida de 580 millones de pesos.

Con el aporte de la gobernación más el aporte de Corpocarnaval, los señores artesanos quedaron “bailando en una pata de contentos”, pues a sus bolsillos llegarán más de 30 millones como aporte a la calidad, dinero suficiente para elaborar las majestuosas carrozas esta vez, eso esperamos, sin figuras recicladas como acostumbran algunos artesanos.

Está bien que se les haya incrementado el monto de ese aporte, pobrecitos como llevan el carnaval en el corazón, lo aman tanto, que darían la vida por él, consiguieron su objetivo púes de lo contrario no salimos -decían-. En Pasto es la única parte en el mundo donde para concursar nos tiene que pagar o sino no me pagan no concurso, pero está bien, total, a eso nos acostumbraron.

Sin embargo, qué bueno sería que en lugar de pagarles para que concursen, en lugar de darles el aporte, se incremente el valor de los premios por ejemplo, 100 millones al primer puesto, 90 al segundo, 80 al tercero, 70 millones al cuarto y quinto, 60 millones al sexto y séptimo, 55 millones al octavo y noveno y 50 millones al décimo, once y doce, solo se premiarían a doce carrozas, sin duda esta es una propuesta descabellada y los señores artesanos se irán lanza en ristre contra mí.

No obstante lo anterior, se hace necesario que también se incremente el valor del aporte a los participantes del Carnavalito, el mismo que cada año va disminuyendo, pues también los coordinadores de los diferentes motivos de este evento infantil, el más grande y mejor de Colombia, tienen derecho. Acaso el Carnavalito no es el semillero de los futuros artesanos del Carnaval de Negros y Blancos? Démosle entonces el trato que se merece.

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin por la página Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba