Satanás esta suelto

Endulzando las
palabras

Por Iván
Antonio Jurado Cortés
En medio del
folclorismo político que vive el país por estos días, el demonio viene
trabajando juiciosamente; está aprovechando un escenario de incertidumbre para
embaucar a cuanto desprevenido encuentre por la calle. Hace diez días Colombia
decidía a través de un plebiscito la refrendación de unos acuerdos entre
gobierno y las Farc, desafortunadamente el resultado agarro por sorpresa hasta
los mismos que promovieron la no validación de lo pactado en La Habana
. De esa
fecha hacia acá, lo único visto es una serie de actuaciones desproporcionadas
que han puesto en tela de juicio el criterio de los pregoneros del NO.

No cabe duda
que el demonio fue determinante en la decisión de la ciudadanía que con su voto
expresó la continuidad de un conflicto
que por más de medio siglo ha causado
tanto daño, la mayoría irreversible. Bien es sabido que el diablo sabe más por
viejo que por diablo, y esto se ha demostrado en este circo de la política
nacional. Al único que se le ocurre negarle la posibilidad para que la
humanidad tenga mejor forma de vida es al demonio, que siempre actúa de mala
fe, llevándose por delante la ingenuidad de millones de personas, que gracias
al azufre no les ha permitido abrir los ojos.
Una anciana de
un municipio en Nariño, manifestó que tuvo el infortunio de encontrarse con el
diablo, quien sin vacilar le dijo: “abuelita, por Dios!, no vaya a cometer el
error de su vida votando en favor de un pacto que el gobierno hizo con los
guerrilleros; si lo hace, yo me la cargo para el infierno
. Le recordó las
palabras del ex procurador Ordoñez, que toda la gente mala se la lleva
Satanás”. Esta campesina con un mensaje solidario hacia las víctimas, le
respondió: “¡Vete demonio!, no te tengo miedo; conozco de tus andanzas, me
confundiste con una de la ciudad que aún te comen cuento”. No le quedó a
Lucifer sino salir en ‘bombas’ en busca de más azufre.
El ejercicio
del plebiscito permitió detallar con precisión la intencionalidad y solidaridad
de los colombianos; la votación mostró el mapa de quienes están cansados con el
conflicto y cuales son indiferentes o no les interesa lo que pase
particularmente en los campos
. Los defensores del NO han demostrado que su
discurso jamás tuvo argumentos, muestra de ello las propuestas que desde su
seno salen, todas incluidas en los acuerdos, y la que no está es porque no ha
sido aceptada por las partes. La situación está al rojo vivo; son tan intensas
las llamas que ni el demonio mayor ni su comparsa, soportan. Se los ha visto
brincando e improvisando salidas, la mayoría producto de la desesperación.
Así como en la
tierra no hay nada oculto, lo mismo sucede en el infierno; después de la
hecatombe política, salió un diablillo rebelde y ventilo fuera de su averno las
diabluras que su jefe había planificado para contrarrestar la intencionalidad
de millones de almas, que se proponían apoyar la terminación de una guerra
absurda
. Debido al masoquismo mental de los hijos del ‘Corazón de Jesús’, estas
fechorías maquiavélicas no han trascendido como debiera ser; por el contrario,
otros pequeños cucos le han salido al corte para evitar que el azufre infernal
sea absorbido por sus mismos secuaces.
La tentación
del demonio está por doquier; en muchas ocasiones se le mira disfrazado de
alguna personalidad de la vida pública
, quien con su peculiar estilo
engatusador, genera opiniones que trascienden los límites de lo terrenal e
infernal. Claro está que la coyuntura política del país es perfecta para que
Satanás y su corte tomen protagonismo, a veces excesivo, perjudicial para
nobles personas que aún siguen esperando la llegada del ‘espíritu santo’.
Hay que
reconocer la astucia de este diablo colombiano, quien desvirgó frontalmente a
congregaciones que prestan sus servicios a nombre de Jesús. Tanto es el poder
del demonio que después de poseerlas las sedujo para que salieran a defender
sus intereses
, sin importar la alevosía que le hicieran al hijo de Dios. Me
imagino que el Todopoderoso debe estar asombrado que sus ovejas predilectas se
hayan descarriado en favor de su peor enemigo.
Está comprobado
que Satanás esta suelto; ahora nadie puede dudarlo. Haber saboteado la única
posibilidad que la gente de bien tenía para vivir en paz, es prueba que Luzbel
hizo de las suyas. Es necesario que el Papa venga con urgencia a Colombia para
exorcizar a cuanto endemoniado ande por allí. El premio Nobel de Paz otorgado a
‘Juanpa’, es muestra que los dioses están con los buenos, y que las andanzas
del demonio pronto llegaran a su fin. Los días venideros serán difíciles y el
diablo endurecerá su proceder
, al final, la esencia de la benevolencia se
impondrá sobre la mayor tentación demoniaca que haya tenido esta patria.

Domingo, 9 de
octubre de 2016

Este es un espacio de opinión destinado a
columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas
pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a
este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición
de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.