Socializó proyecto cultural, artesanal y turístico

El profesor Silvio Castillo Ortega socializó
un proyecto denominado “Sandoná destino: cultural, artesanal y turístico” ante
varios grupos de personas de artesanos y ante el ingeniero Esner Ibarra Fernández
jefe de la zona occidente del comité departamental de cafeteros.

Castillo Ortega se reunió con varios
propietarios de los talleres de acabado de los productos artesanales elaborados
en paja toquilla
, entre ellas con Lilian Rosero Bravo administradora de la
Cooperativa femenina artesanal – Coofa, con más de 25 años de vida
institucional.
Dijo que de igual manera se reunió con varios
aspirantes al concejo y a la alcaldía quienes lo escucharon atentamente y
espera que una vez que resulten elegidos puedan respaldar el proyecto que tiene
como objetivo crear un centro comercial de espacios abiertos, en el cual todos
seamos responsables, podamos trabajar y los resultados sean para todos
.
El docente, nacido en Sandoná y residente hace
40 años en Armenia (Quindío), manifestó que el proyecto contenido en un
documento es el fruto de visitas a varios lugares de Colombia y de otros países
en donde observó las actividades que allí se realizan
.
Dos componentes hacen parte del proyecto, uno
comunitario y otro institucional cuyas autoridades locales deben buscar el
reconocimiento oficial de esta localidad como destino turístico y formular un
plan de acción en el cual estén los temas de mejoramiento de la movilidad, del
parque Bolívar y dictar unos talleres de capacitación a los actores
fundamentales del turismo
.
Expresó que para promocionar el turismo
sandoneño creó una mascota denominada “Dagusto Sandoneño”, que contiene el
sombrero, el café y la caña panelera
, tres emblemas de la cultura sandoneña.

Añadió que además de promover el turismo como
generador de recursos económicos para las familias sandoneñas debemos
igualmente promover los valores que nos enseñaron nuestros ancestros para lo
cual dejó dos frases claves: Ser consciente y Cuál es la persona más importante
para uno.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *