Un concejal que odia los pajaritos…

Por Manuel Erazo Cabrera
Ismael Botina popular maestro Buchón, no sale
de su asombro, por la forma como nuestras entidades encargadas de cuidar
recursos naturales, quisieron celebrar el día Mundial del Medio Ambiente, cometiendo un arboricidio.

¡Imagínense esa barbaridad!, celebrar el día
mundial del medio ambiente, cometiendo el más grande arboricidio en Pasto. El
único bosque urbano, estuvo a punto de ser arrasado por estos salvajes:
Corponariño, Secretaría de Gestión Ambiental y un célebre Concejal que odia los
pajaritos
.
Resulta que un concejal de Pasto, que
odia los pajaritos, como buen politiquero, le envió una carta a la también
politiquera Corponariño, para que corte todos los arbolitos del barrio El
Bosque
.
Corponariño, 
le hizo caso al concejal y ordenó a la Secretaría del medio ambiente del
Municipio de Pasto,  que corte de raíz
más de 200 que adornan el barrio
.
Llegó ese fatídico 29 de mayo, los operarios
del municipio con unas moto sierras bien afiladas, comenzaron a cortar de raíz,
cuanto árbol encontraron…! a la topa tolondra!… sin ningún estudio, ni  técnica…  
era impresionante ver como los pajaritos salían revoleteando porque
destruyeron sus nidos. Fue tanto el impacto, que los niños del barrio, se
armaron de valor y todos juntos se enfrentaron a esos grandulones de las moto
sierras
. ¡Pajaritos trinando, los nidos rodando, las especies nativas tiradas…
eso fue un holocausto de árboles y especies nativas indefensas…!
¿Y quién dio 
la autorización? – es un misterio-.
Todo comienza con el concejal que
odia los pajaritos, quien se atribuyó abusivamente una facultad que no le
corresponde; en nombre de la comunidad, ordenó a Corponariño, que corten los
arboles del barrio el Bosque.
Esta entidad politiquera  le hizo caso al concejal, y tazaron cada
árbol en diez votos cada uno…  unos
votos  para Santos y otros tantos para Zuluaga. Luego, envían la orden a
la Secretaría  de Gestión ambiental,
quien sin ningún estudio, se dedicó a cortar especies que da miedo.
Esto generó la reacción de la ciudadanía. La
comunidad obligó hacer presencia al Alcalde Harold Guerrero López, quien tuvo
la gallardía de pedir perdón ante los niños del barrio
, quienes le azotaron con
las ramas de los árboles caídos y con lágrimas en los ojos,  pidió 
perdón, por lo que hicieron sus funcionarios, recomendados por políticos
cínicos.
Allí están las ruinas de los arbolitos caídos,
que se quedaran como un testimonio de
rechazo, para que esta clase de crímenes ecológicos  absurdos no se vuelvan a repetir, nunca
jamás.
Se juntaron 
la terna depredadora perfecta: un concejal que odia los pajaritos, una
Gestión Ambiental que le encanta la moto sierra y  Corponariño que odia los árboles…
Tarea de todos: averiguar ¿quién es  el concejal que odia los pajaritos?… ¿quien
está en la dirección  de Corponariño, que
odia la naturaleza? ;  ¿y cuál es el
político cínico que apoya a Gestión Ambiental que le encanta la moto sierra?
¡Viva el Día mundial del Medio Ambiente! ¿Y la Procuraduría Qué?
Domingo 8 de junio 2014
Este es un espacio de opinión destinado a
columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas
pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a
este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición
de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.