Violadores/justicia flexible

Visión de mujer

Por Elsy Melo Maya
Con atención hemos seguido los debates sobre el proyecto de ley que cursa en el Congreso de la República y que
contempla beneficios para los
responsables de la violación y/o muerte contra menores de edad
.

Cuando se tratan temas como éstos, que tienen que ver con la vida  e integridad física y psicológica de los
menores, con seguridad que una inmensa cantidad de mujeres-madres colombianas,
lamentamos profundamente que en el Congreso existan tan pocas curules ocupadas
por mujeres
. Y esto no es cuestión de feminismo, ni se trata de endilgar a los
hombres acusación alguna. Se trata simplemente de que por regla general (porque
hay excepciones que avergüenzan) la
mujer sentirá y demostrará mayor sensibilidad frente a las situaciones que
lleven implícita la familia y con mayor razón, a las hijas e hijos.
Resulta muy fácil motivar una explicación, sustentando la
necesidad de establecer “un sistema de justicia criminal que sea
flexible” en aras de un “fin superior”
, pero bien difícil será
lograr que una madre de familia coadyuve para 
que al violador o asesino de sus [email protected], se le rebaje la pena establecida
por colaborar con la justicia aceptando el crimen cometido o denunciando a sus
cómplices. Como mujer y madre, comparto plenamente que en vez de estar pensando
en qué les ofrecemos a estos depravados por someterse a la justicia, las
autoridades y el Estado deberían dedicarle más tiempo a pensar en la manera
de lograr que la impunidad deje de
rondar los delitos relacionados con el abuso, violación, rapto, la desaparición forzada y el asesinato de menores,
entre otros tantos que contra ellos se cometen.
La verdad es que lamentablemente y en
innumerables casos, cuando se trata de 
hechos contra menores y/o mujeres, los procesos penales tienden a ser adelantados por los mismos funcionarios de la justicia, como si se
tratare de delitos menores y sin descartar obviamente, que  la culpa y la responsabilidad, recaiga no en
el agresor sino en la víctima o en la madre de la víctima, por el supuesto
descuido en su crianza. Triste pero es una realidad. Ojalá que en esta ocasión,
los señores Congresistas, piensen y actúen más como padres de familia y
aprueben una normatividad que realmente ayude a defender de manera efectiva el
bienestar de los menores
.

junio 1 de 2015

Este es un espacio de opinión destinado a
columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas
pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a
este fin por el blog Informativo del Guaico y no reflejan la opinión o posición
de este medio digital.

Author: Miguel Cordoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *